Mario Cabrera: nuevo intento por fortalecer la Planificación de la Salud Pública y la Promoción de la Salud desde el Ministerio de Salud

Conversatorio Movimiento Salud Sin Paredes

Estamos en medio de un complicado panorama preelectoral, con clara hegemonía neoliberal, que ha venido desestructurando paulatinamente al Ministerio de Salud, institución con 90 años, que en el pasado significó un baluarte en la construcción de política pública sanitaria como pilar del Estado Social de Derecho, y al que la era neoliberal ha desarmado desde antes de los años 90 cuando fue desarticulado el Programa Hospital Sin Paredes (1985) y fueron trasladados a la CCSS los programas de Atención Primaria de la Salud (1994).

En ese contexto, hago de su conocimiento que recién se ha publicado una reforma al Reglamento Orgánico del Ministerio de Salud (La Gaceta, Alcance 273, del 14 nov.2017) que como avances significativos presenta:

  • La reorganización de la Dirección de Promoción de la Salud (DPS, antes neoliberal y mercantilmente llamada “Mercadotecnia de la Salud”), ahora con funciones claras para conducir la rectoría de la Producción Social de la Salud en los ámbitos nacional, regional y local, paralelo a un nuevo Decreto Ejecutivo que fortalece las Comisiones de Promoción de la Salud (sectoriales e intersectoriales) en esos tres niveles de gestión. Un intento por equilibrar la balanza que hasta la fecha ha puesto el acento en la atención del escenario de la enfermedad y la muerte (prioridad de los muy rentables negocios del gran fama), dejando invisibilizado el escenario de atender la construcción de condiciones dignas y saludables de vida.
  • La reorganización de la Planificación en el Ministerio (Rector) de Salud, concentrando en la Dirección de Planificación (DP, adscrita al Despacho Ministerial, con funciones Intrainstitucionales y Sectoriales en Salud) lo que hasta antes del nuevo Decreto Ejecutivo de Reglamento Orgánico se encontraba dispersa en dos direcciones (Dirección de Planificación y Desarrollo Institucional -PDI-, y Dirección de Planificación Estratégica de Planificación y Evaluación de Acciones en Salud -DPEAS). A la última se la convierte en nueva Dirección de Nutrición y Deporte.

Llega el nuevo Decreto de Reglamento Orgánico en un complicado período preelectoral, que le ha restado viabilidad política (a 6 meses que asuma el Nuevo Gobierno), y las modificaciones, con o sin argumentos, está siendo objeto de los más variados ataques, que amenazan con dejar los cambios pendientes para ser ejecutados si y solo si, las nuevas autoridades que sean electas en febrero o abril 2018 así lo avalan…

No tengo duda del valor de avanzar al menos en los dos elementos que he destacado (Rectoría en Promoción de la Salud y Rectoría en Planificación de la Salud), los cuales tienen pleno sentido. Hay otros elementos de la reforma que no resultan tan claros y se están convirtiendo en argumentos para torpedear los dos avances más progresistas ya señalados.

 

Enviado por Mario Cabrera Burgos, integrante del Movimiento Salud Sin Paredes, Región Occidente.

Suscríbase a SURCOS Digital:

http://surcosdigital.com/suscribirse/