Un balance preliminar de discurso presidencial

Imagen tomada de Semanario Universidad

César López

Como todo costarricense espero que el Gobierno entrante cumpla el reto que asumió de llevar el país a buen puerto. Comprendo que para así empezar a hacerlo, debe convocar a un diálogo social multisectorial que supere al sistema de partidos, evitar esto sería dejar ir una oportunidad histórica y errar ahondando distancias entre una sociedad que avanza hacia una gran polarización.

En tanto transcurren los primeros 100 días de Gobierno, que servirán para evaluar el rumbo fijado, toca proponer un breve análisis del discurso pronunciado  por el nuevo Presidente al asumir la banda de la primera magistratura del Estado:

1- Lo bueno: Habló que es necesario, accionar contra la evasión, el contrabando, y la subfacturación (causas inequívocas del déficit).

2- De lo que más habló: De un breve recuento de historia de algunas de las Instituciones de nuestra Sociedad y de algunos Estadistas como don Alfredo González Flores. Aunque su discurso en realidad fue bastante genérico en el cómo, si mencionó 7 ejes de trabajo de su interés (educación, salud, infraestructura, empleo regional bienestar y calidad de vida, ambiente, seguridad ciudadana, etc).

3- De lo que quedó debiendo: Omitió de su discurso el principal problema de nuestra sociedad actual la galopantes y creciente desigualdad, junto a ello omitió que fue precisamente don Alfredo González Flores quien acuñara la frase “que los ricos paguen como ricos y los pobres paguen con pobres).

Tampoco se refirió a la deuda pública y a los intereses de la deuda y su pago al que se destinan gran parte de nuestros recursos.

Otro gran ausente fue el tema de cómo será su política salarial (¿impulsará un salario mínimo vital o al menos el fortalecimiento del departamento de inspección laboral del MTSS?… por su discurso no lo sabremos).

Y desde luego, el llamado a un diálogo nacional multisectorial que trascienda el sistema de partidos, no fue tema en el traspaso de mando.

No diálogo social más allá sistema partidos.

Desaciertos: Insistió en pedir la aprobación del Combo Fiscal (Proyecto como 20.580) que carga más impuestos para el pueblo, mientras no grava las ganancias del gran Capital de los ganadores del modelo económico concentrador y excluyente. Proyecto cuya parte de regla fiscal será obstáculo para las políticas públicas y la inversión social requerida para desarrollar las iniciativas que saquen del papel, los 7 puntos de trabajo a los que hizo referencia genéricamente… Si la empresa de desarrollo es colectiva, como afirmara… ¿por qué insistir en un proyecto que cuenta con desaprobación de miles costarricenses, en vez de llamar a un diálogo con plazos perentorios?).

En resumen, la campaña electoral quedó atrás, el cambio de Gobierno ya pasó, el reto de la sociedad es el diálogo y la oportunidad cual balón en el punto de penal, le está picando al frente al nuevo mandatario. Veremos que escoge, si liderarnos con ideas y diálogo o con imposición y falta de escucha. Dios le ilumine y él y a todas las personas que habitamos esta porción de mundo, en la que nacimos y a la que llamamos Patria y la queremos Justa para todas y todos.

 

Imagen tomada de Semanario Universidad

Compartido con SURCOS por Juan Carlos Cruz Barrientos.

Suscríbase a SURCOS Digital:

http://surcosdigital.com/suscribirse/