Militancia partidaria no debe limitar capacidad de razonamiento

Juan Carlos Cruz Barrientos

Juan Carlos Cruz Barrientos

 

Con pesar he visto como el “PACismo” obnubiló a un grupo de personas apreciadas, otrora lúcidas, críticas y de avanzada, en la que incluso se advierten rasgos de fanatismo al participar en la campaña de odio contra los empleados públicos, cuyos derechos defendieron en otras épocas, militando incluso en sindicatos que ahora vilipendian.

Ex militantes y ex activistas sociales que hoy condenan las protestas ciudadanas, ignoran la multitudinaria y contundente marcha del día 12 y, como si fuera poco, justifican con tecnicismos jurídicos la violación policíaca de la autonomía universitaria y aprueban la paliza a los estudiantes.

Estas apreciadas personas, que descalifican cualquier cuestionamiento con epítetos de “frenteamplista” defienden hoy con vehemencia fundamentalista un plan fiscal regresivo, con poquísima capacidad de recaudación (dicho por Eli Feinzag) y que básicamente satisface las demandas de los acreedores de la deuda (dicho por Pedro Muñoz) y no la solución a los problemas estructurales de la misma.

Ojalá se equivoquen los especialistas pero es posible que antes de que termine la administración Piza-Alvarado, con un pueblo más empobrecido, habrá que echar mano a otro plan fiscal igual o más regresivo que este.

Para entonces talvez, habrán salido de la obnubilación y ante sus ojos se habrá terminado de romper el pacto social y los hilos que aún mantienen hilvanado el tejido social en Costa Rica.

 

Enviado por el autor.

Suscríbase a SURCOS Digital:

https://surcosdigital.com/suscribirse/