Indiferencia “Cristiana”

Freddy Pacheco León

Al no estar prohibida la importación de petróleo ruso hacia Europa, la petrolera Shell hizo un gran negocio comprando gigantescas cantidades a precio “de oferta”, para sus ventas de combustible en Europa a precios especulativos. Ahora India está en conversaciones con los rusos para aumentar la importación de petróleo, también a precios ventajosos. Así, continúa fluyendo el petróleo ruso, pese a las sanciones que están golpeando fuertemente la economía del Kremlin.                    

Triste realidad que generalmente se asoma cuando nuestros “intereses personales inmediatos” nos hacen desviar la mirada para no “ver” el sufrimiento de los habitantes de una nación en guerra. De esos millones de niños, ancianos y mujeres que abandonan sin rumbo conocido, sus hogares, sus barrios, sus vivencias, en su afán de salvar sus preciosas vidas, solo protegidos por Dios.

Y los costarricenses no somos la excepción; aunque no compramos combustibles rusos, para algunos compatriotas es más importante el valor del litro de gasolina, que cualquier otra noticia derivada de la guerra. Por ello la ¡gran noticia! que algunos están celebrando, es el circunstancial precio del barril de petróleo menor a US$100. Mientras siga bajando, pues que se sigan dando las penalidades en ese lejano y desconocido país, parece ser la posición “cristiana” de algunos, de los que quizá se han apresurado a firmar una carta de protesta contra la invasión que les llegó a su celular…