Lo que nunca me dijeron sobre el Déficit Fiscal o… Por qué no estoy de acuerdo con el Nuevo Combo Fiscal

Walter Isaac Hernandez

Lic. Walter Hernández Vargas

 

Definir bien el problema y sus causas, es el primer gran paso.

“Un pueblo que olvida su pasado, está condenado a repetir sus errores”. Cicerón

Todos los costarricenses que están más o menos informados, comprenden que el Déficit Fiscal es hoy un tema candente y tema país, y en apariencia, el nuevo gobierno, le está entrando duro y con ¨los tacos puestos¨.

La mayoría de abordajes al tema, en incluso los proyectos para dis que solucionarlo, ven el Déficit, como un problema de dinero, y luego plantean las opciones para recaudar más fondos y para ahorrar en gastos. En algunos momentos Hacienda, llama a cuentas o cierra algunas empresas para rescatar su imagen ante la opinión pública. Lo que pasa, es que el Déficit, en sí, no es un problema, es un resultado.

Pero, primero que todo, no es un problema nuevo, sino tan sólo, la consecuencia de al menos unos 30 años de no darle el tratamiento adecuado a los síntomas. Hoy, parece que nuestra economía está enferma, lo cual es serio, es grave, pero no crónico aún. Cómo es que un país como Costa Rica, con tanta riqueza, con tanta belleza natural, con tanto desarrollo empresarial e industrial, comercial, con tanta oferta inmobiliaria, turística, y educativa, no le alcance el dinero para pagar sus deudas, es que desde hace mucho tiempo algo está mal y no lo percibimos directamente.

Así que, este llamado problema Fiscal, se ha generado de alguna forma, no es un asunto puntual, que hace que de pronto los números rojos, activen las alarmas. Es de larga data y va para peor. Pero, a nivel socio-económico, los problemas, rara vez tienen una sola causa.

Es lo que obtenemos cuando vivimos como lo hacemos. Es decir, esta República, que queremos Democrática e Independiente, escogió hace más de 30 años un Modelo de Desarrollo Socio-Económico, que entre otras cosas produce un déficit que no le preocupa a todos, ni en la misma forma.

Esa es la realidad más palpable y cierta y el hecho también sencillo y rotundo, de que no es un problema sólo económico, sino también ético y moral. Porque nadie naturalmente quiere tributar. La labor del Ministerio de Hacienda y de la policía fiscal, ha sido insuficiente. La mayoría de las personas y empresas, velan por su propio dinero y su beneficio. Hoy el afán de lucro está en pugna constante contra la economía de los hogares asalariados y de aquellos que apenas logran lo mínimo para su subsistencia.

Así que el Déficit Fiscal es ocasionado por nuestro modelo de desarrollo económico o la economía de mercado que a lo largo de más de 30 años ha liderado nuestra inserción en la economía globalizada, para ponerla a competir a nivel mundial. Todo esto tiene un alto precio que la mayoría de los ciudadanos desconoce. Cuánto ha gastado el gobierno en tratar de calificar para ser miembro de la OMC, de los TLC y de la OCDE?

Así, que nuestro modelo de desarrollo económico es parte de la clave. Este ha sido modelado muy a propósito con ciertos objetivos en mente.

Lo que vemos es que ¨el sistema¨, el económico y el sistema tributario que le acompaña, están produciendo la acumulación de riqueza en pocas manos, la desigualdad social y el Déficit Fiscal, elementos que se menciona en los Informes del Estado de la Nación.

Ciertamente, nuestro país, todavía es una República, aunque ya hay partes que prácticamente son extra territoriales. No tan independiente y por supuesto, no tan Soberana. Está muy amarrada a los tratados internacionales, y como dice la Biblia: ¨El rico domina a los pobres y el deudor es esclavo del acreedor¨ (Prov. 22:7)

Pero el gobierno actual, arranca con un gran impulso, arremete, y da golpes, muy visceralmente, contra lo que primero puede, sin que medie un análisis detallado de las causas, ni un verdadero estudio integral de la economía costarricense.

Tan pronto se envalentonó el nuevo presidente Alvarado a bajarle el sueldo a los Gerentes de los Bancos Públicos y doña Rocío Aguilar a presentar su propuesta de ¨Sostenibilidad fiscal por el bienestar de Costa Rica¨, ya los grandes bancos extranjeros, vieron las medidas como ¨una buena señal¨, ¡y que los pone de buen talante para prestarnos otros mil millones de dólares!!! ¡Nada menos! Y todos debemos creer que es para el ¨Bienestar de Costa Rica¨.

Y seguimos sin dar pie en bola, en el mismo ciclo, casi sin fin, ponemos parches y remiendos, pateamos el tarro hacia adelante, y nos endeudamos más y más. ¡Desde cuándo acá, uno sale de deudas, adquiriendo otras más!

El Modelo de Desarrollo Socio-Económico que los últimos 8 gobiernos han promovido, es lo que causa muchos de nuestros problemas actuales, la gran dependencia de la deuda y del dólar.

Talvez, no se ha definido bien el problema, y no se trata de un problema de la economía de todo el país, porque algunos indicadores económicos parecen desmentir lo que nos dicen, que nuestra economía está mal, el PIB es alto, pero cómo es que el gobierno no tiene fondos para pagar sus deudas. En este pequeño país circula una enorme cantidad de dinero, pero,… ¿a dónde se va?

Si usted consulta las páginas web de Cinde, Procomer, Azofraz, ICT y del Comex, parece que la economía del país está ¨volando¨, y que la Inversión Extranjera Directa es la Octava Maravilla y que vivimos a todo dar. Que vivimos en el país ¨pura vida¨, y que la marca ¨esencial¨ de Costa Rica nos trae la prosperidad y no la justicia social, ya que es un auténtico paraíso fiscal para que los extranjeros y empresarios puedan invertir su capital. Pero, no para los asalariados y los pobres!

Parte de lo vivido en los últimos 30 años

Por un lado, cómo van a estar las arcas del gobierno llenas, después de todo lo que le roban y lo que se malgasta o administra mal. Nos vienen a la mente tantas cosas: las Declaraciones de Proyectos de Interés Público (OA) que le han costado mucho dinero al país (La mina Crucitas, Harken…); el caso Alcatel; el caso CCSS-Fishel; la plata que un miembro del gobierno (RA) dijo que era una donación y se malgastó porque según él no eran fondos públicos; el atraco de la ¨Trocha de la Independencia¨; los pagos de millones de dólares hechos por Laura Chinchilla por un concesión de obra pública cuyo contrato pasó a otras manos, que no hicieron nada por el país; las reparaciones interminables y millonarias del Puente de la Platina; Soresco y la Refinería China; el Cementazo; la ¨pifia millonaria¨, en la entrada de la nueva terminal de contenedores; Hidrotárcoles y como un Banco nacional prestó millones de dólares, aparentemente, sin seguro y cómo este quería que el ICE asumiera la deuda, y continuara la obra; Yankelewitz y la doble contabilidad que sirve para eludir impuestos o para estafar; el escándalo con el robo de fondos públicos en Infocoop…etc. Una larga lista de casos de corrupción mixta entre gobiernos, Poder Judicial, instituciones y bancos públicos, y algunas empresas privadas. Y cómo quieren que el pueblo cargue con más impuestos? La impunidad sale cara, cuando un país tiene jueces y fiscales generales, de ¨mentirillas¨!

Y ahora resulta que don Carlos Alvarado reúne un grupo de expresidentes a fin de buscar respaldo para sus decretos que limitan los costos del empleo público y para el nuevo combo fiscal. Como si la mayoría de expresidentes y anteriores gobernantes, no tuvieran nada que ver con lo que nos está pasando!

Toman peso aquí, las decisiones de los gobiernos pasados y las exigencias que a este se le hacen. Porque, quienes son los que demandan y exigen a los gobiernos que se endeude más y más? Quiénes son los que siempre demandan más Obra Pública, infraestructura vial, aérea y turística, agua y electricidad barata. Y con el pretexto de crear empleos y fomentar el desarrollo, es fácil el regalar o mal administrar los fondos públicos y endeudarse.

Lo que recomiendan los economistas neo-liberales y los “Chicago Boys”

Es cierto que la mayoría de los economistas más destacados a nivel nacional nos recetan lo mismo y apoyan al gobierno? En un artículo de opinión que el periódico La Nación, publicó recientemente don Thelmo Vargas, nos recomienda dos ¨iniciativas¨ que él considera importantes para resolver el Problema Fiscal: 1)que se den más concesiones de Obra Pública, por supuesto, a empresas privadas; 2) que se disminuyan los costos del Empleo Público. Y qué pasó con los que creían que el Modelo Concesiones de Obra Pública iba algún día a ser declarado obsoleto por ser ruinoso para el Estado y la Hacienda Pública.

Lo que aconsejan los consejeros económicos internacionales

Las personas creen que los bancos internacionales tienen mucha importancia para resolver este asunto. Pero, yo lo que creo, es que a los bancos lo que les interesa es que el país haga lo que se le aconseja y que siga pidiendo prestado. Pero, dirá usted. – vaya, ellos saben, tienen dinero y además saben de lo que hablan, son expertos.

Bueno, los datos confirman que hemos estado pidiéndole prestado a los bancos extranjeros, por más de 30 años, para dis que salir adelante. Recordamos los Programas de Ajuste Estructural I,II,III y la importancia que se le ha dado al que nuestro país, subscriba alianzas y Tratados de Libre Comercio. Todo esto aderezado con la eficiente labor del COMEX, CINDE, PROCOMER para crear e incrementar gran cantidad de Zonas Francas! Se le prometió al pueblo gran progreso y una nueva era de prosperidad. No crea usted que las Zonas Francas son un invento muy tico! Son simplemente una muestra de la gran astucia de los que ya tienen mucha experiencia en el Mercado Libre, y que con el apoyo de la OMC, facilitan la explotación de los recursos de los países menos desarrollados.

Será que el seguir el consejo de los economistas nacionales y de los consejeros económicos del FMI, BID y Banco Mundial, desde hace años nos encamina a la ruina y a la Deudocracia? Donde el gobierno local, lo que hará será acatar las instrucciones que le giren desde el exterior.

A donde nos está llevando nuestra inserción en la Economía Globalizada?

Ir a ¨pedir cacao¨ a Estados Unidos, ir a pedir consejo a los acreedores internacionales y firmar decretos para ¨dar buenas señales¨, a los organismos internacionales y las calificadoras de riesgo, no van al fondo del asunto.

Deben de ser muchas las cuentas que el Gobierno de Costa Rica paga y curiosamente, lo que este hace recientemente, es atacar el problema principalmente, con dos armas por ahora muy cuestionables: el ataque al empleo público o su pauperización y el cobro de más impuestos al pueblo.

La verdad, es que no hay una relación causal y directa, entre el costo del empleo público, sobre todo del Gobierno Central, con el Déficit. Después de vivir más de 50 años en este país, nunca he visto que el subir los impuestos a nivel general, nos haya ayudado necesariamente, a salir del Déficit. Ello suscita muchas preguntas. Ya nos subieron el impuesto de ventas primero al 10%, luego al 13% y ahora vienen por más, ¡a pesar de que llevamos años y años de pagar también el impuesto único a los combustibles que afecta casi toda la economía!

Ordenar o Atacar al empleo público

Una cosa es ordenar el empleo público y otra cosa es pauperizarlo. Como no es lo mismo el gobernar que el ejercer el poder autoritariamente y en forma arbitraria, sin mediar razones objetivas e imparciales.

¿Por qué nuestra economía está desequilibrada, y produce injusticia social y riqueza a la vez?

Nuestro sistema Tributario, está mal fundamentado y produce una mala distribución de la riqueza y el Déficit.

De ahí que este problema del Déficit Fiscal, nos está pegando duro, porque nadie lo ha resuelto y tal vez, los que saben resolverlo, no quieren, porque les conviene mantener las cosas como están: ¨río revuelto, ganancia de pescadores!¨ y además, hay todo un entramado pernicioso, donde algunos sectores defienden intereses creados, y donde lamentablemente, el que pierde es el pueblo y el Estado.

Hoy el sistema económico neo-liberal que se nos ha impuesto, y en consecuencia el sistema tributario, está organizado de tal manera, que hay sectores de la economía que no contribuyen o pagan impuestos como se debe, y que sin embargo son muy lucrativos: Educación privada, salud privada, Cooperativas, Zonas Francas, venta de servicios, la venta de medicamentos y fármacos cuyos precios están por la libre. Mientras por otra parte, hay sectores productivos, que sí están regulados (por voluntad del gobierno) y además de ello pagan impuestos: Comercio en General, venta de Combustibles, servicios de agua, electricidad y telecomunicaciones. Por cierto, que aquí me recuerdo, que la Ministra de Hacienda, también, en las entrevistas, afirma, que de ningún modo, debe de cobrársele impuestos al INCAE! Cuántos ciudadanos ticos podemos estudiar allí? Favoritismos e imparcialidad, no riman!

Ciertamente que existe el fraude al fisco, la elusión de impuestos, y la gran cantidad de exoneraciones (todo el mundo quiere una!), que agravan la situación, año con año, pero menciono ahora algunos Casos de Estudio para el análisis Costo-Beneficio:

1-Se nos vendió la idea de que las Zonas Francas podían fomentar el progreso y el desarrollo, pero muy pocos pensaron en el problema de la Exportación de las Rentas o ganancias que el régimen facilita.

Así se crearon a nivel nacional, dos zonas económicas: una preferencial o VIP y otra que podríamos llamar “de gradería de sol”.

Con las Exoneraciones por 8,10 y 12 años del pago de las rentas de capital y el no pago de impuestos de exportación e importación. Se produjo un desbalance, que otros países, no toleran.

Así, que un ciudadano, un comerciante nacional o un empresario, fuera de zona franca o ¨gradería de sol¨, se encuentra en clara desventaja y no va a ver como muy justo el rendir tributos!

También, con el establecimiento de zonas francas, sufren las municipalidades, por el no pago de permisos, patentes, e impuestos territoriales, entre otros.

Además, las zonas francas aumentan la presión al endeudamiento por parte del Gobierno, porque debe de invertir millones y millones en la promoción de las mismas y en la creación y construcción de infraestructura al servicio de empresas extranjeras y de las empresas nacionales que tienen el capital para meterse en las zonas francas.

Otro aspecto que muchos no han notado, es que si las empresas extranjeras y nacionales, ven como viable el meterse en el régimen de zona franca, y están dispuestas a hacer una gran inversión, no es precisamente por ayudar al país, sino porque es altamente lucrativo, y el capital invertido, lo recuperan con creces rápidamente! El riesgo es reducido, el apoyo del Estado es rotundo!

b-El fomento a diestra y siniestra de las empresas cooperativas, con inversiones millonarias y sostenidas, década tras década, que si bien crean empleo y capital para unos pocos, no es rentable para el Estado, no contribuyen como se debe con Hacienda, y ha propiciado escándalos como los de Infocoop y pérdidas irrecuperables. En mi opinión, el Estado puede dar créditos blandos a las mismas, pero para que el análisis Costo-Beneficio, sea a favor del Estado, los créditos deben ser reembolsables y tan pronto como las cooperativas empiezan a generar lucro, deben declarar renta o tributar.

c-Se nos vendió la idea de que el fortalecimiento de la banca comercial pública y privada, era necesaria, con sus ¨productos¨ en beneficio de los ciudadanos en términos de mayor oferta de capital, crédito, tarjetas de crédito con intereses de usura, títulos y valores. Hay que cobrarle los impuestos a las inversiones y ganancias de capital, de los individuos y empresas, aunque se enoje Edna Camacho y otros. La usura de los bancos, va en perjuicio de los ciudadanos y es deber del Estado el establecer las debidas regulaciones para proteger el bien general.

d-La especulación con el precio del dólar por medio de la banda cambiaria que permite a los bancos el enriquecerse continuamente con la oferta y demanda. Y la nefasta intervención del Banco Central que invierte millones y millones de colones a fin de defender el precio del dólar cuando el valor del colón tiende a la alza. Eso no ayuda al pueblo, si no a los empresarios a los cuales un alto precio del dólar les genera más capital y menor riesgo económico.

e-Se nos vendió la idea del Instituto Costarricense de Turismo como nuevo sector exportador y generador de riqueza y “desarrollo”, la venta de nuestras bellezas naturales, y el atraco a los turistas que nos visitan ya que no hay regulación de precios, que prácticamente son en dólares y ello es en ventaja de los empresarios, pero en perjuicio de Hacienda y del Estado. También en perjuicio de los muchos costarricenses, que por miles y miles, simplemente, deben buscar opciones más acordes con sus ingresos.

En fin, así como hay zonas costeras muy prósperas y con hoteles y restaurantes cinco estrellas, también las hay, económicamente deprimidas. Todos sabemos que el Aeropuerto de Liberia, no se hizo para los Guanacastecos, si no para recibir a los miles de turistas y facilitar el turismo. Sin embargo, contrasta el desarrollo desigual de Guanacaste, y los tugurios detrás del Aeropuerto de Liberia. Mientras hay pueblos que tardan años esperando que el gobierno les haga un puente o les mejore un camino, los empresarios turísticos, por lo general, reciben abundante ayuda. Algunas comunidades del país, pueden tener desabastecimiento de agua, pero eso difícilmente le pasa a la empresas turísticas.

Si, le parece que exagero. Medite en las palabras de la Ministra Doña Rocío Aguilar, cuando la entrevistaron, respecto a las medidas de contención del gasto público. Para ella simplemente el presupuesto del ICT, es intocable!

Si usted desea ver los millones y millones que los gobiernos de las últimas tres décadas han invertido a favor del sector turístico, vea los programas operativos anuales del ICT. Vea las inversiones para el año 2018 y la gran importancia del Gran Proyecto Papagayo. Que no nos digan que no hay plata! Es que hay para unas cosas, pero no para otras!

Lo que nos proponen con el nuevo Plan Fiscal, es también injusto!

Es obvio que el pueblo no quiere que suban los precios de las medicinas, ni de la educación privada y estos no tienen por qué subir. El Estado los puede regular! Pero no quiere! El Ministerio de Economía debería regular los precios de medicinas y fármacos, el precio de consultas de doctores (que van de los 19mil a los 60mil colones), el precio de los exámenes médicos, que están por la libre. El negocio es tan lucrativo que hay cadenas de farmacias con más de 200 locales. Hay abundantes clínicas y varios hospitales privados, sin regulación de precios y que uno espera que contribuyan con el fisco! Una excepcíón loable, es Asembis, porque no está orientada a la explotación y el lucro per se.

Y lo mismo de los precios de la educación privada (matrículas a 100mil, cursos también muy caros, certificaciones de notas a 13mil colones etc.), que son muy elevados y están enriqueciendo a unos pocos, en perjuicio de la ciudadanía. No en vano también hay una buena oferta de Universidades y centros de estudios privados, que están continuamente haciendo su agosto y el fisco los trata con guante de seda.

Si el Estado pudo cobrarle a Movistar y Claro, una significativa cantidad de millones de dólares por las concesiones de frecuencias de Telecomunicaciones, porqué el gobierno no cobra lo que debe a las empresas de radio y televisión que están lucrando desde hace décadas. Lea y sorpréndase con los reportajes sobre cómo Televisora de Costa Rica, no ha dejado de invertir y crecer. Entonces, vemos que los impuestos no son para todos!

El Sr. Presidente Carlos Alvarado en las noticias dijo que ¨todos teníamos que poner nuestro grano de arena¨, pero en la práctica, lo que le recetan a pueblo es más austeridad y el garrotazo de más impuestos!

Si el nuevo Gobierno, desea mantener el pacto social, debe de meditar mejor lo que hace y lo que hará a fin de resolver de una vez por todas el Déficit Fiscal, de una manera práctica y sostenible. Teniendo como herramienta, no una ideología económica, sino un enfoque técnico y administrativo de nuestra realidad, con un sentido ético y humanista que fomente la paz y la justicia social. Que le atribuya a todos los actores sociales y sectores productivos su cuota de responsabilidad.

Para los acreedores internacionales, el rompimiento del pacto social, puede ser una herramienta para meter miedo al gobierno, para que obedezca y no falle en los pagos, ni en pedir más prestado.

Para el ciudadano común, el pacto social, es lo que nos mantiene unidos como Nación y como Estado. Solo un gobierno que piensa primero en el bienestar general, logrará mantener la confianza del pueblo.

 

Enlaces de interés:

La Nación: Impuesto de ventas y zonas francas concentran mayoría de exoneraciones tributarias

La Nación: Vea una por una las 11 medidas del Gobierno que ahorrarán ¢49.000 millones en el primer año. (no se tocará al ICT)

La Nación: Importancia de las zonas francas

La Nación: Costa Rica mantiene ociosos $2.425 millones de créditos externos

ElPais.com: El nuevo Gobierno de Costa Rica lanza un inédito plan de austeridad

Crhoy.com: Teletica vende 80% de Cabletica por ¢114 mil millones

 

 

Enviado por el autor.