Sindicato de Hacienda: “RENUNCIAS DE MIEMBROS DEL PODER EJECUTIVO Y SU EFECTO”

Todos sabemos ya de las renuncias de dos estimados representantes del Poder Ejecutivo.

Uno en el Ministerio de Trabajo, excompañero de carrera en el Área de Egresos, más específicamente en Presupuesto Nacional y el señor viceministro de Ingresos, Lic. Nogui Acosta J.

Lamentable la situación que motiva su renuncia, y justifican esa decisión, para no crear “lastre” a la actual Administración.

No debe extrañarse el actor civil, debido a que el funcionario que elige servir, está expuesto; sus actos lo seguirán mientras dure su responsabilidad en el cargo que ostenta. Eso es algo inevitable.

Particularmente en el Ministerio de Hacienda, debemos hacer votos para que nombren a un viceministro de Ingresos, sea hombre o mujer, que tenga pleno conocimiento de la gestión fiscal, la política tributaria y aduanera, y la gestión hacendaria en general.

Se deja quizás inmerso al país en una reforma fiscal, que al sector social no nos agradó, y manifestarnos traería las consecuencias que hoy día, a sólo tres meses de la efectividad del IVA y del empleo público, se van cumpliendo tal cual “Nostradamus” lo pudo haber previsto.

Negocios cerrados, locales por doquier con el letrero “SE ALQUILA”, pequeñas empresas que ya no soportan tanta carga tributaria y en especial el efecto en el consumo familiar, tanto; que las personas no van tan seguido al cine, y la presión social empieza a generar estrés económico.

El 3, 6, 3 de los “GURUS” en finanzas e inversiones empieza a sentir algunos efectos colaterales, y Costa Rica debe prevenir ese efecto. Debemos ser cautos y promover la producción local, y dinamizar la economía, en especial fortalecer políticas orientadas al sector laboral y la clase media, quienes al final, son quienes pagan los impuestos en una economía subdesarrollada.

Como pueden ver, hay efectos en la economía costarricense que poco tienen que ver con el título del presente texto, pues precisamente; eso es lo que intentamos persuadir en su análisis.

El Ministerio de Hacienda, tiene la capacidad para trabajar sin la ministra, sin los viceministros. El marco jurídico está debidamente constituido y delimitado en la Constitución Política y las leyes especiales o marco normativo. A falta de jerarca, asume el representante del Poder Ejecutivo y ese puede delegar, adicionalmente, no dudamos que representaría un ahorro importante en planilla.

Lo que el pueblo de Costa Rica debe entender, es que los tecnócratas del Ministerio de Hacienda, saben qué actos se pueden realizar y cuáles no, muchos tienen sobrada solvencia moral y académica, tenemos de donde escoger. Lamentablemente a los tecnócratas, les falta algo de políticos, para persuadir a una Asamblea Legislativa, de dotarnos de una reforma fiscal que permita evidenciar quién vive del contrabando, quién defrauda al fisco, quién evade sus deberes formales, quién jinetea el dinero cuyo destino son las escuelas, los hospitales, los policías, los caminos, en fin destino al bienestar nacional.

Requerimos un profesional con sobrada solvencia en experiencia a lo interno del Ministerio, alguien con carácter y que además sea respetado en sus argumentos producto de esa carrera interna y conocimientos de la política fiscal, tributaria, aduanera y hacendaria. El tiempo lo exige así, desde hace muchos años.

Creemos que nuestros legisladores fueron sabios al definir las competencias y delimitarlas por áreas de gestión, no obstante, conjugar esa normativa requiere de mucho cuidado y pericia, el impacto en la económica puede resultar desastroso, y para algunos ya no hay vuelta atrás.

SITRAHSAN desea que Costa Rica, comprenda la relevancia de que este Ministerio trabaje eficientemente, y no sea la Cenicienta del Poder Ejecutivo, y saquemos la tarea juntos, porque los vivillos, que resultan ser pocos, son los que están siendo al final beneficiados, cuando un jerarca piensa que más recurso humano, se traduce en gasto, mientras que a lo interno, sabemos que más recurso humano, más recurso financiero y más recurso tecnológico, resulta en mayor eficiencia, más control, más cobertura, más riesgo subjetivo y más dolor a quién no cumpla con las obligaciones fiscales.

Suscribe

Lic. Miguel Ureña Cascante

Secretario General SITRAHSAN

Lic. En Derecho C#29984

Lic. En Administración C#3759

Contador Privado C#28875

 

Enviado por SITRAHSAN.

Sea parte de SURCOS:

https://surcosdigital.com/suscribirse/