UCR: ¿Administramos el tiempo para vivir con Bienestar?

Cuando hablamos de administración del tiempo nos referimos a la opción de planificar las actividades que tenemos en la agenda personal y laboral, así podemos identificar los recursos, debilidades y los ladrones de tiempo. Foto: Laura Rodríguez Rodríguez.

Sabemos que el tiempo es un recurso intangible no recuperable, de nosotros depende ejercer una adecuada gestión.

Una estrategia para administrar el tiempo es vivir el aquí y el ahora porque contribuye a aumentar los niveles de concentración y a lograr resultados positivos en las tareas que realizamos.

Cuando hablamos de administración del tiempo nos referimos a la opción de planificar las actividades que tenemos en la agenda personal y laboral, así podemos identificar los recursos, debilidades y los ladrones de tiempo.

Para la Dra. Alejandra Marín Hoffman, enfermera de la Oficina de Bienestar y Salud, es importante identificar nuestro contexto, definir un “Plan de Acción” con el orden que daremos, evaluar los resultados y si hay algo por mejorar, tomar las medidas correctivas. No tiene que ser un proceso rígido ni demasiado elaborado, sin embargo, sí constante.

Según Marín, en un principio puede parecer complicado, pero no lo es, de hecho, es sencillo y muy útil, porque podremos identificar cuál es la forma que mejor nos funciona, que se ajuste a nuestra realidad y nos permita responder a nuestros intereses y necesidades. Una gran debilidad es que vamos respondiendo a demandas casi “en piloto automático, sin descarte”, sin hacer un reconocimiento de nuestras condiciones ni nuestros objetivos o propósitos y al no evaluar es más difícil que hagamos cambios que conduzcan a mejores resultados.

Todos tenemos la misma cantidad de horas al día, es cuestión de identificar a los ladrones de tiempo.

Tanto en el ámbito laboral como estudiantil, la administración eficaz del tiempo tiene el potencial de facilitar la productividad, la eficiencia y el alcance de objetivos personales y laborales con salud y mayor sensación de bienestar.

El Tiempo y su relación con la Salud

Para Marín hemos sido testigos de que uno de los argumentos más frecuentes para sacrificar el autocuidado, en especial los tiempos de alimentación, el descanso, el sueño, la actividad física, controles periódicos, y en algunos casos hasta el tiempo de recreación y compartir con las personas significativas en nuestra vida ha sido “la falta de tiempo”, cuando en realidad todos tenemos la misma cantidad de tiempo y la diferencia radica en cómo lo administramos y en función de qué lo hacemos, aspectos que pueden ser influidos, de manera importante, por el modelaje que hemos tenido desde la crianza.

Si tenemos muchas tareas, compromisos laborales y no administramos bien el tiempo, nos exponemos a mayores niveles de estrés negativo y, por tanto, aumentan los riesgos para la salud, incluyendo el de consumo de sustancias psicoactivas.

Expertos en el tema numeran algunas técnicas para administrar el tiempo:

  • Identifique prioridades, haga una lista y deje solo lo crucial.
  • Organice la agenda, es una forma de evitar la preocupación.
  • Establezca metas específicas por escrito con fechas límites.
  • Visualice sus metas, esto aumenta las posibilidades de éxito.
  • Cambie la rutina y amplíe el horizonte, explore nuevas ideas, conserve el sentido del humor.
  • Descubra y desarrolle sus capacidades mediante la práctica diaria.
  • Ayude a otras personas a crecer.

En general administrar el tiempo genera bienestar, mejora el rendimiento académico, contribuye con los objetivos personales y laborales.

 

Sonia Vargas Cordero

Periodista Unidad de Promoción de la Salud

Información tomada de: http://www.ucr.ac.cr/

Sea parte de SURCOS:

https://surcosdigital.com/suscribirse/