Un ejemplo de corrupción de cuello blanco

“Hace unos meses, un gasolinero del Norte de México, recibió una llamada de un directivo de una refinería de PEMEX. Le ofrecía venderle cierta cantidad de pipas de gasolina a mitad de precio… “perdón amigo, pero yo no compro huachicol…”, le dijo el gasolinero al directivo de la refinería.

De inmediato el ejecutivo al servicio de PEMEX le aclaró que no se trataba de huachicol, sino de “colas y excedentes” que se tenían en la refinería y para validar la información, le pasó al teléfono al director de la refinería, quien le justificó el por qué se le podían vender pipas con miles de litros de combustible a mitad de precio”.

Vea el video ingresando en el siguiente enlace:

 

Enviado a SURCOS por Jiddu Rojas-Jiménez.

Sea parte de SURCOS:

https://surcosdigital.com/suscribirse/