Administración Alvarado Quesada. En una disyuntiva histórica: favorecer al Dios mercado o al Dios pueblo

Sin considerarnos Nostradamus o tener una bolita de cristal, hemos constatado que al menos no estábamos tan erráticos en nuestras valoraciones sobre el lado oculto de toda esta pirotecnia de arranque de campaña electoral desatada por los carroñeros mercantilistas insertos en la Asamblea Legislativa y en otros escenarios de la “política” nacional.

Al pueblo en su conjunto debe quedarle claro, que estas marionetas legislativas ( colocadas ahí con el pulgar o la X de cada ciudadano y ciudadana), solo protegen los verdaderos grupos de poder económico y que sin duda han utilizado el caso de la UPAD ( que no es un tema menor como hemos dicho), para desarrollar un grotesco proceso desinformativo que solo crea distractores cosméticos que buscan seguir protegiendo los intereses mezquinos de un grupo exportador y financiero, que en su insaciable sed de acumulación de riqueza genera desempleo, pobreza y una peligrosa concentración de la riqueza.

Visibilizar esta orquestación malévola y otras montadas con el contubernio de los pseudo medios de información, debe convertirse en un ejercicio de educación política de amplio espectro desde las organizaciones sociales y desde esta tarea en los territorios apostar a develar cómo funciona el sistema y sus operadores, es decir, desnudar el sistema democrático a lo interno de un país feliz que sufre del síndrome del consumo acelerado y soporta tasas de usura que engordan los bolsillos de los banqueros.

Ahora bien, sin duda, debe ir quedando clarito como el tema UPAD es un anzuelo con carnada falsa y como han querido convertirlo en un fogueo de calentamiento previo para ganar medallas antes de las olimpiadas de febrero 2022, siendo que la agenda oculta ( la que no desean que el pueblo entienda), guarda relación con las declaraciones del Presidente Carlos Alvarado Quesada ayer en Zapote y la reacción inmediata establecida en el Editorial del Periódico La Nacion del 05 de marzo 2020, en donde curiosamente esos actores ocultos salen a defender a ultranza el secreto bancario y colocan en la vitrina lo que realmente está en juego.

Insistimos entonces que tras el reconocimiento de una torpeza política de este calibre, todas las renuncias juntas, incluida la del Señor Presidente, que podría ser la más apetecida de los grupos de poder real y sus ventrílocuos de Cuesta de Moras, enrolados en las filas del PAC, PLN, PUSC, Cristianos, Evangélicos y otras expresiones políticas, no van a resolver los problemas estructurales de un modelo de desarrollo fracasado que concentra riqueza y genera pobreza y desempleo.

En concreto, mientras la agenda que le ocultan al pueblo, esa que realmente beneficiaria a las mayorías y que decimos tener clara la dirigencia sindico-social de Costa Rica, pues es el sueño de los que combatimos el sistema oprobioso siga siendo invisibilizada por los dis que medios de comunicación afines a los ricos y las redes sociales sirvan de plataforma para abordajes superficiales y noticias huecas y falsas, el estado de situación político-informativo que combatimos posiblemente no vaya a cambiar en gran medida de cara al 2022.

El campo informativo es un reto de los movimientos sociales en lo que respecta al campo de batalla de la comunicación, sin dejar de mencionar la gigantesca, ineludible y urgente obligación de apostar a un gran movimiento social y definir una agenda país que nos reafirme el derecho de las calles y así enterrar las leyes totalitarias aprobadas por los anteriores y actuales diputados y diputadas.

En conclusión, sin duda esta administración Alvarado Quesada, es de las más liberales en nuestra historia reciente y sus avances en la involución del estado social de derecho, los golpes certeros a la institucionalidad y a la democracia son ciertamente notorios.

De igual forma no nos cabe la menor duda de que esta crisis de gobernabilidad que inicia en este segundo tiempo de dos años, coloca al Gobierno en un punto de inflexión en donde la apuesta de abordaje ha sido conformar una comisión comandada por el experimentado Don Rodolfo Méndez Mata cuyas propuestas veremos en dos meses.

En nuestro caso no nos tragaremos tan fácilmente la píldora engañosa de los grupos de poder, ni de sus sicarios políticos de la Asamblea y no nos desvelaremos por llenar páginas, salir en la foto, la televisión o saturar las redes, ya que tenemos una buena vacuna contra estos antivalores que promueve el sistema y porque además el nivel de incidencia política está conformado por otros elementos cualitativos y cuantitativos en los cuales estamos trabajando duro.

Lo concreto y real al día de hoy es entender que el Presidente debe definir el derrotero del pais en dos meses y que más allá de esta comisión, debe optar por continuar atrapado en las redes de los grupos reales de poder que veneran al Dios mercado y que por seguir subiendo sus tasas de ganancia están dispuestos a impulsar el caos social y hasta promover trabajo esclavo o bien tirar su mirada hacia el Dios pueblo, apostando por impulsar y convocar desde el Ejecutivo una agenda social que nos aleje de la confrontación social.

Juan Carlos Durán Castro

Secretario de Seguridad Social CTRN

05-03-2020

Nota aclaratoria: El contenido de este artículo de opinión lo hacemos en el marco de nuestro derecho constitucional de expresión y el mismo no representa la posición oficial de la CTRN, siendo sólo un aporte de cara al dialogo social de Costa Rica.

Enviado por Juan Carlos Durán Castro.

Sea parte de SURCOS:

https://surcosdigital.com/suscribirse/