Aguas negras y un dinosaurio monumental

Por Freddy Pacheco León

Si el desastre que muestra el proyecto de tratamiento de aguas negras desde Tres Ríos Escazú y desde Aserrí al norte de San José, se resolviere con solo OTRO préstamo de $175 millones de dólares, se podría dormir tranquilo. Pero lamentablemente no es así. Un proyecto que se concluiría ¡hace ocho años! ha caído en un hueco técnico y presupuestario. Advertidos los responsables del legislativo y ejecutivo hace 15 años, cuando todavía no se había aprobado el primer préstamo, ni siquiera respondieron los razonables cuestionamientos. Siguieron adelante, y gastaron US$50 millones EN UNA SOLA PLANTA DE TRATAMIENTO que no tiene tratamiento secundario ni terciario, y que será fuente de mayor contaminación para el río Virilla. Así, en lugar de fraccionar, para una mejor construcción y operación, el inmenso proyecto en unas cuatro o cinco regiones, distribuidas según las poblaciones a servir, insistieron en “EL DINOSAURIO” que ha caído abatido por su mismo tamaño y escasa alimentación. ¿Y los responsables?  Como ha sido usual, aunque esta vez hablamos de ~US$330 MILLONES, de ellos nadie se preocupa. La “investigación” que hoy casi culmina la comisión legislativa que tiene que vigilar el DERROCHE de dineros públicos, ¡insólitamente! NO cita siquiera de soslayo este asunto, conocido por cierto por la Contraloría, sin beneficio alguno para la República que está en su nombre. El DESASTRE es gigantesco y el MIEDO a entrarle parece que más grande.

 

*Imagen ilustrativa, UCR.