Movimiento Patriótico por Costa Rica

PARA SALVAR EL ESTADO DE DERECHO Y SERVICIO PÚBLICO

Hacemos un llamado a unir esfuerzos en este Movimiento Cívico, fundamentado en las siguientes reflexiones:

La Costa Rica que tenemos, estamos perdiendo y debemos mejorar

El pueblo costarricense ha conquistado beneficios admirables que le permiten cierta calidad de vida. Eso se puede afirmar sin caer en mitologías al estilo de “el país más feliz del mundo”.

Tenemos logros imperfectos pero importantes; es un imperativo ético defenderlos y mejorarlos. Mencionamos algunos: los ciudadanos de menores ingresos reciben atención médica de calidad en los hospitales de la CCSS, aunque hay largas esperas y la morosidad de patronos y del Estado atenta contra este servicio. Funcionan programas de salud preventiva; la red eléctrica cubre casi todo el territorio; hay agua potable para la gran mayoría de la población; educación primaria hasta en lugares distantes y la secundaria está al alcance de amplios sectores. Muchos jóvenes –con becas– acceden a universidades públicas e institutos tecnológicos.

Un poco de historia reciente

Reconociendo lo alcanzado por los liberales que gobernaron hasta 1940, lo cierto es que el gran cambio comenzó en ese año y se dio en dos etapas: La primera fue empujada por fuerzas políticas conducidas por hombres y mujeres de la talla del presidente Rafael Ángel Calderón Guardia, Manuel Mora Valverde y María Isabel Carvajal (Carmen Lyra), y la Iglesia Católica dirigida por monseñor Víctor Sanabria. Esa combinación de fuerzas disímiles produjo la CCSS, el Código de Trabajo, las Garantías Sociales y la Universidad de Costa Rica, por mencionar unas cuantas importantes conquistas.

La segunda etapa, liderada por José Figueres Ferrer, trajo la nacionalización bancaria, la proscripción del ejército como institución permanente y la creación del ICE, entre otros logros.

La conjunción de ambas etapas formó nuestro Estado social de derecho y de servicio público.  

Esas victorias se alcanzaron mediante tenaces movilizaciones ciudadanas que comenzaron antes de 1940; siempre con ingentes sacrificios y en algunos casos fue necesario ratificarlas con sangre. Por supuesto, no son perfectas.

Gracias al impulso de Daniel Oduber y los ecologistas de antes y de ahora, un 20% del territorio se dedica a la preservación de los bosques. Sin embargo, las transnacionales de la piña y del banano continúan destruyendo amplias áreas boscosas.

Consecuencias del neoliberalismo

Sin embargo, los triunfos del pueblo vienen siendo deteriorados de manera sistemática por las políticas económicas neoliberales, impuestas por la presión de organismos controlados por los Estados Unidos, como el Fondo Monetario Internacional y la AID, (Agencia para el Desarrollo Internacional), concretados en los Programas de Ajuste Estructural, el primero firmado en 1985.

El neoliberalismo presenta como su éxito más importante la diversificación de la producción industrial, subsidiada por el Estado en las zonas libres de impuestos (no hay que olvidarlo) y la consiguiente apertura de nuevos mercados internacionales. Pero la cantidad de empleos generados en las zonas francas no ha sido tan abundante como lo anunciaba la propaganda y representa una porción pequeña de la fuerza laboral. Tampoco se han dado los prometidos encadenamientos industriales.

Mucha gente vive desengañada de los beneficios del Estado social de derecho y de servicio público. Desde luego, tiene errores, algunos graves, que se pueden corregir. El descrédito se debe en gran parte a las empresas de difusión masiva que mantienen una insidiosa campaña de desprestigio, que ya dura casi cinco decenios, ignorando de modo sistemático sus importantes beneficios, que se pueden resumir en cierta paz social, hoy en peligro precisamente por la paulatina desintegración del nuestro Estado social de derecho y de servicio público.

Mencionamos algunos de los efectos del deterioro de tipo de Estado creado por los verdaderos patriotas costarricenses:

  • La banca nacionalizada perdió su función social y de promoción del desarrollo.
  • El ICE viene siendo saboteado por intereses privatizadores para comprarlo a precio de quiebra; se le obliga a comprar electricidad producida por empresas privadas, más cara que la generada en las propias plantas.
  • El Consejo Nacional de Producción dejó de proteger a los pequeños y medianos productores agropecuarios, quienes van cayendo en el abismo de la ruina, empujados por deudas impagables, a lo que se añade la presión del calentamiento global. De manera irresponsable, se ha puesto en peligro la alimentación sana, nutricia y sostenible. Se les obliga a competir –sin ninguna ayuda estatal– con agricultores subsidiados por el gobierno de los Estados Unidos. Así peligra la seguridad alimentaria.
  • Hay presiones para privatizar el agua, derecho humano tan indispensable como el aire.
  • Se quiere privatizar RECOPE para que sus ganancias se vayan al extranjero.
  • Funcionan empresas telefónicas y de televisión por cable que se diferencian de Kölbi-ICE solo en que exportan las ganancias.
  • Durante los años neoliberales la pobreza ha venido creciendo hasta superar el 21% de la población. Tenemos además unos 99.000 hogares en pobreza extrema, cuyos ingresos mensuales son inferiores a ¢49.999.
  • En la edición 22 del Informe Estado de la Nación se indica: “En los años transcurridos del presente siglo Costa Rica ha visto crecer la desigualdad en la distribución de los ingresos, en un contexto latinoamericano que avanza en sentido contrario.

Cepal, Comisión Económica para América Latina y el Caribe, organismo de las Naciones Unidas, indica que Costa Rica se sitúa, con República Dominicana y Guatemala, como los líderes de la evasión fiscal. Y no menos grave es la elusión fiscal, por cuanto esta guarda una estrecha relación con los paraísos fiscales. Cabe señalar también la inoperancia, ¿casual?, del Ministerio de Hacienda para cobrar a las grandes empresas y su ensañamiento con los pequeños empresarios.

Recalcamos que la corrupción es consustancial al modelo neoliberal globalizante; la IMPUNIDAD continúa siendo el recurso predilecto entre los políticos-empresarios y los empresarios-políticos. La lista de deterioros –todos constatables– puede alargarse pero es innecesario hacerlo aquí.

La compra y consiguiente control de empresas de difusión masiva por capitales extranjeros se puede agravar con el proceso de digitalización que se ejecutará a partir de 2019. Ese proceso puede acarrear una pérdida de soberanía y disminuir la presencia de nuestros artistas y tradiciones, con detrimento de la cultura nacional. Excepciones dignas son el Semanario Universidad y Canal 13, así como modestas pero eficientes radioemisoras, televisoras y periódicos regionales.

¿Y a mí qué me importa?

Si en un futuro próximo privatizan la CCSS, y usted necesita una cirugía de alto costo, le va a importar, porque podría tener que vender o al menos hipotecar su casa de habitación para financiarla. Si usted se ve obligado a comprar las medicinas que ahora otorga la CCSS, tal vez se vea en la necesidad de reducir la calidad de su alimentación diaria. Si se privatiza el ICE, la factura por electricidad, le “comería” una buena tajada de su ingreso mensual. Libres de la competencia de ICE-Kölbi, las telefónicas y cableras extranjeras harán fiesta con su costumbre de usar su teléfono celular cada quince minutos y tener el televisor encendido para que alguien de su casa lo disfrute. Si usted no es hijo o hijita de un hogar millonario, olvídese de hacer una carrera universitaria. Cuando el agua sea privatizada, podrá bañarse a lo sumo tres veces por semana. Ya ha comenzado un proceso de militarización de la policía, que sería, entonces, un ejército camuflado. Ya ciertos empresarios están diciendo que la educación que brinda el Ministerio de Educación Pública no compensa la inversión (como si a pagaran ellos); siendo así se vislumbra el cierre de escuela y colegios.

En resumen, sí le importa. Sí nos importa.

La urgencia de una organización patriótica

El pueblo costarricense se ha movilizado contra la política neoliberal. Derrotó la pretensión de privatizar el ICE (el detestado combo) en el año 2000. Hubo una organización heroica, para oponerse a Tratado de Libre Comercio, que finalmente fue aprobado en 2007. La nuestra fue la única nación centroamericana que dio esa batalla. En esa ocasión se luchó contra irregularidades empujadas al unísono entre el gobierno de Arias y la embajada de Estados Unidos. El combate más reciente fue la huelga de los sindicatos de trabajadores de entidades estatales, cuyos resultados y consecuencias aún están por verse.

Sin embargo, esas y otras luchas no se han materializado en una organización sociopolítica permanente. Así se ha desperdiciado mucho de sus frutos.

Ciudadanos: estamos a tiempo de defender los logros del pueblo costarricense, de corregir las deficiencias de las instituciones estatales, tantas veces causadas por intereses político-partidarios. Asimismo, es posible trazar nuevas metas de beneficio social y económico. Pero se requiere organización. No hay que temerle a la organización. El tiempo se acaba. Podemos organizarnos mediante esquemas de verdadera democracia, con respeto hacia todas las partes. Podemos idear nuevas formas de coordinación entre los movimientos sociales.

Advertimos de antemano que NO proponemos la organización de un partido político. Lo que se propone es una organización descentralizada y a la vez coordinada, en la que cada comisión posea auténtica autonomía, pero manteniendo una comunicación ágil con las otras y sin cerrarse a acciones conjuntas. Los detalles operativos y el programa de trabajo se irán construyendo conforme se necesiten.

Barboza Soto, Mainier

Picado Gatjens, Miguel

Boza Cordero, Juan

Quirós Jiménez, Gerardo

Cordero Gené, Francisco

Sánchez Rojas, Rafael Á.

Montero Mejía, Álvaro

Soto Soto, Francisco

Oviedo, José

Villalobos, Fabio

Mora Rodríguez, Arnoldo

 

AVISOS

  1. Las personas que deseen comunicarse con el Movimiento Patriótico por Costa Rica pueden escribir al e-mail movpatcr19@yahoo.com
  2. Se convoca a una reunión el sábado 2 de marzo a las 9 AM en el café Don Juanito, situado 75 mts. al este de la esquina sur del Correo Nacional.

 

Imagen ilustrativa tomada de http://www.vocesnuestras.org/2016-02-08/hora-movimientos-sociales/manos-tierra-agroecologia-autonomia

Sea parte de SURCOS:

https://surcosdigital.com/suscribirse/