Atentado al NordStream desde Occidente – La OPEP+ contra Occidente

Wim Dierckxsens y Walter Formento
21 . 10 de 2022

Introducción

Alemania ha estado construyendo economías mutuamente interdependientes desde 1991/3, desde el llamado Consenso de Washington de 1988 y la Perestroika Soviética 1986-91, momento éste que abrió el espacio-tiempo para el desarrollo de ésta construcción. Ésta equivale esencialmente a un solo sistema económico, a la llamada por algunos: la Gran Alemania en la UE.

Este espacio económico tiene un componente occidental (Austria, Suiza, Países Bajos y Bélgica) y uno oriental (República Checa, Eslovaquia, Hungría, Polonia y Eslovenia). Alemania es el gran centro motor y dominante en este bloque. Por lo cual, es clave tener clara la visión de su lugar y valor geopolítico, también el significado general que conlleva.

En conjunto, el bloque tiene 196 millones de habitantes, de los cuales 83 millones aporta Alemania (42,3%) y un PIB de 7,7 billones de dólares, donde Alemania aporta el 49,3%. Esto la convierte en la tercera potencia económica del mundo, después de EEUU y China –China tiene desde 2015 un PBI-Paridad –PPA- mayor al de EEUU. Esta red de relaciones es especialmente visible cuando observamos el comercio. Las exportaciones alemanas a Austria y Suiza, que tienen una población combinada de 17 millones, ascienden a 132 mil millones Euros, en comparación con 122 mil millones Euros a EEUU.

Dos actores estratégicamente claves para la UE, Francia e Italia tienen grados de participación económica relativa menor en relación al gran motor Alemania, aunque con grados de libertad estratégica relativa, que no tiene el resto.

¿Qué ha ocurrido?

Todo esto se despliega en el marco de un hecho clave, Pekín –China- se ha convertido en el principal socio comercial de la Gran Alemania, con una relación valuada en 246.000 millones de euros. En el periodo 2005/2021, el comercio de Alemania con China se multiplicó por más de cuatro (+ del 400%). En el mismo período (2005-2021), casi se triplicaron las exportaciones francesas e italianas a China también, mostrando el peso propio de éstos dos actores claves de la UE, junto a la Gran Alemania. Lo estratégico común y lo económico diferente. Mostrando los grados de articulación ya establecidos entre ambos actores regionales (UE y China). Claro que hasta 2017, con una presencia también importante de las transnacionales unipolares globales, con un centro de gravedad que se apoya en tres patas: el BIS –Banco Central de los bancos centrales-, en Davos-FEM y en la OTAN.

Las exportaciones directas de los Países Bajos –Netherlands- a China crecieron al menos cinco veces desde 2005, las exportaciones de Polonia a China se multiplicaron por 6, Hungría en alrededor de 10, mientras que las de Suiza se multiplicaron por 12, convirtiéndolo en el segundo mayor exportador europeo a China y, para la República Checa por casi 21. Dando cuenta del concreto tejido de la red de relaciones económicas establecidas, que son también culturales y políticas. En la última década 2010-2020, los primeros convoyes de trenes de mercancías partieron de China con destino a Dortmund (Alemania) y Rotterdam (Países Bajos). La estrategia de este proceso fue la formación de una zona económica euroasiática, un objetivo real para China y el mundo multipolar.

Esto explica la persistencia con la que Alemania, en la era de Angela Merkel, ha “empujado” para que el gasoducto Nordstream2 sea construido, en contra de los intereses globalistas de Davos (New York-Londres-Hong-Kong) y la OTAN-. Por ello, la Guerra de Ucrania en 2014-2022 tuvo, como uno de sus objetivos principales, la clausura de este proyecto Euroasiático, que integra al Bloque Alemán y lo articula con la China multipolar, con el canal ruso de comunicación entre ellos, fuente de energía y materias primas estratégicas. La guerra de la OTAN/Davos desde Ucrania -2014/2022- solo habrá alcanzado efectivamente uno de sus objetivos estratégicos, cuando logre debilitar a Alemania al punto de que se corten sus lazos con China y Rusia.

En la actualidad Rusia se ha convertido en la punta de la única opción para lograr salvar el puente geopolítico estratégico entre Rusia/China y el bloque que constituye la Gran Alemania´, derrotando la OTAN, instrumento de Davos/FEM y sus FFIG[1] con BlackRock a la vanguardia.

Solo en el marco de la Guerra programada por la OTAN desde y en Ucrania, que se activa a partir de 2014[2], existe el escenario de una posible derrota de la nueva estrategia alemana euroasiática multipolar. Las fuerzas globalistas han logrado subordinar los dirigentes de los países europeos, pero ¿qué pasaría si dichos líderes políticos pierden el control sobre su población, como vimos en nuestro artículo de agosto[3] y, además, también sobre su economía?

El atentado terrorista al NordStream 1 y 2

Con el atentado terrorista al NorthStream (1y2) entramos a un nuevo momento en la guerra que la OTAN-Davos le plantea a la UE-Alemania y la OCS[4]. El ataque a ambos gasoductos consistió en múltiples cargas explosivas detonadas en ramales separados cerca de la isla danesa de Bornholm, pero en aguas internacionales. Los sismólogos suecos registraron dos explosiones submarinas. Es posible que se hayan utilizado hasta 700 kg de TNT para volar tres nodos de tuberías separados del NordStream 1 y 2.

Distintos analistas[5] también consideran que se trató de un ´acto de guerra´ no solo contra Rusia, sino principalmente contra la Gran Alemania. Y no solamente por ser uno de los países copropietarios: Rusia (51%), Alemania (30%), Países Bajos y Francia cada uno (9%). Los gobiernos de los países ‎interesados saben con certeza de dónde provino la decisión de la OTAN, de cuya organización casi todos los países de la UE son miembros, poniendo en evidencia la complicidad especifica de fracciones asociadas a los intereses globales de Davos.

Una irreversibilidad estratégica ya parecía evidente, al menos en el corto plazo. Antonio Blinken, en su calidad de secretario de Estado de EEUU, vio el atentado como “hecho oportuno”. Una reducción en los suministros de esta magnitud, conduciría a resultados desastrosos no solo para la industria alemana, también para que la economía entera de toda la Unión Europea colapsara inevitablemente, condición necesaria para el Economic Reset posindustrial de Davos/OTAN.

Para muestra de esto sobran hechos, sólo horas después del sabotaje contra Nord Stream y Nord Stream 2, el presidente de ‎Polonia, el primer ministro de Dinamarca y el ministro de Energía de Noruega inauguraban con ‎bombos y platillos el gasoducto Baltic Pipe hacia Polonia. Ésta lidera la Iniciativa de los Tres Mares[6] -I3M- puesta en marcha en 2015, luego del Maidan de la OTAN sobre Ucrania en 2014, con la tacita autorización y explicito respaldo de ésta. Por lo tanto, comprometida y en el marco de la OTAN, pero no así con Alemania, a quien aún demanda por los daños sufridos en la Segunda Guerra Mundial siempre con respaldo Globalista.

En este contexto deberíamos situar al Maidan, como golpe de estado de la OTAN en el 2014 en la Ucrania presidida por el democráticamente elegido Víctor Yanukovich. Un político del área del Donbás, por lo cual afín al dialogo con Rusia. La invasión con golpe de estado de la OTAN, de los Globalistas de Victoria Nuland, tenía por objetivo principal distanciar a Ucrania de la estrategia multipolar de Rusia-China-India y acercarla a la estrategia unipolar globalista de la I3M, con Polonia como principal punto de apoyo de la OTAN.

Antes del 2014/15, la industria alemana ‎alimentada con el gas ruso tenía el rol y/o cumplía el papel de líder y motor de la Unión Europea. Ahora, esa función y lugar ‎de distribuidor pasaría a “manos” de Polonia, impulsada por el “gas de noruega”. Que no tiene ni remotamente la misma capacidad de suministro que los NordStream, ni tampoco el liderazgo material, compromiso y capacidad de distribución que tuvo Alemania.

El gas-de-Noruega no permitirá sustituir al gas de Rusia en las necesidades estratégicas que la Gran Alemania euroasiática multipolar necesita para crecer y desarrollarse. Pero el Gas-de-Noruega si permite alimentar a la UE en las necesidades mínimas para una Alemania-Francia-Italia subordinada a los intereses Globalistas que dominan la OTAN y Davos.

Con ello queda claro que el conflicto en Ucrania no solo tiene como objetivo debilitar para desmembrar a Rusia, desarticulando a la vez la integración de la Unión Europea con Rusia y China, sino también el para qué necesita volver a reducir a la Alemania –unificada- y a la Europa Occidental al lugar y rol periférico y accesorio que en términos económicos, militares, políticos y culturales le impuso la OTAN en el marco del Plan Marshall, desde su fundación en 1950.

Las principales hipótesis de trabajo sobre “Pipeline Terror” –Terrorismo sobre Gasoductos- apuntan claramente a una “operación sucia” dentro de la OTAN contra Alemania, que es miembro de la OTAN. Donde, al menos, Suecia tanto como Dinamarca deben haber estado informadas. Pipeline Terror fue una táctica desesperada de los señores de Davos/FEM/OTAN para evitar que Alemania concluyera con Rusia tarde o temprano el Nord Stream2 (NS2).

Este atentado significa el colapso total del derecho internacional vigente, ahogado por el orden según “nuestras reglas” (de Davos y la OTAN), la pregunta que sobrevuela a todos es porqué la Comisión Europea no actúa. No hay declaraciones furiosas sobre los ataques atroces y cobardes a la infraestructura pública que atiende las necesidades básicas de los ciudadanos europeos reales con el General Invierno “llamando a la puerta”. La economía europea y los ciudadanos de la UE necesitaban ese suministro de gas y, sin embargo, la Comisión Europea (CE) en Bruselas, donde tiene asiento la oficina política de facto de la OTAN, adelantó su obsesión característica: más sanciones, incluido el tope en los precios del petróleo contra Rusia, por el motivo de convocar a los referéndums de anexión de la región ruso parlante del Donbás, en la región fronteriza de Ucrania con Rusia, para formar parte de la Federación rusa.

En relación con este Hecho es preciso volver a mencionar que en los años noventa -1999- las mismas fuerzas de la OTAN desmembraron a Yugoslavia[7] (socialista), bombardeando su capital Belgrado, de un modo varias veces peor que la ciudad de Dresden en la segunda guerra mundial. Bajo sus reglas, en contradicción con las reglas de las Naciones Unidas, la OTAN empujó las diferentes regiones a referéndums para lograr fracturar, desmembrar y, así poder conformar países ´soberanos´ a su “modo” como Eslovenia, Croacia, Kosovo, Bosnia-Herzegovina. Donde, para que entrasen a la UE, primero tenían que “entrar” subordinándose a la OTAN. La excepción fue Serbia. La OTAN llevó al expresidente de Yugoslavia y, entonces, presidente de Serbia, Slobodan Milosevic, al Tribunal Penal Internacional de La Haya. Cuando, según las reglas de la ONU, debería haberse condenado a la OTAN por sus crímenes en esa guerra.

La guerra de la OTAN en Ucrania contra Rusia, en buena medida podría ser, sino no es ya, una repetición de lo que fue la Guerra de Kosovo, de la OTAN contra Serbia. El objetivo final de la toma del control de Ucrania en 2014 fue y parece seguir siendo poder garantizar un ´First Nuclear Strike´ contra Rusia. De un modo similar a como la OTAN bombardeo Belgrado en 1999, sin otra consideración que sus intereses económicos estratégicos.

Nadie de la Unión Europea pensó entonces en llevar a tribunales de justicia a la OTAN por lo sucedido en la guerra de Kosovo, ni tampoco lo harán ahora, porque solo los derrotados van a juicio en el tribunal de los vencederos y televisado. Toda la UE estuvo y aún está en contra de Serbia, porque aún está subordinada a las transnacionales financieras globales unipolares-unilateralistas que forman Davos y, por lo tanto, a la OTAN. Tal y como parece estarlo hoy contra Rusia. Aunque Rusia no está aislada como bien se observa en la Cumbre de la OCS en Samarcanda-Uzbekistán[8]. Pensar que la UE, a partir del atentado al NordStream, es víctima de las ambiciones coloniales de EEUU delata, en nuestra opinión, como mínimo ingenuidad e in-visibiliza las verdaderas fuerzas e intereses de poder en juego.

Para poder entender por qué la Comisión Europea actúa contra los intereses de los países y pueblos europeos es necesario utilizar el lente que permite observar claramente las fracciones unipolares financieras globalistas y continentalistas, sus enfrentamientos entre sí y en contra del multipolarismo pluriversal de tercera posición estratégica.

Estas facciones-del-poder atraviesan y estan por sobre las “fronteras soberanas de las naciones”. Solo cuando hablamos de pueblos, luchas y las elecciones, las naciones importan. Pero también interactúan con estas facciones, como se revela ya claramente en las elecciones de EEUU en 2022, por ejemplo. Incluso en la propia China, lo que explica los rumores que se hicieron públicos en torno a un supuesto golpe de estado, hace pocas semanas atrás. Es la OTAN en el caso de Serbia, lo es en el caso de Ucrania y de nuevo en el caso de Taiwán, cada vez “más próximo”.

La OTAN es el brazo armado de la facción financiera unipolar globalista. Esta flota y opera por sobre las fronteras nacionales. Está presente en mayor o menor medida en todos los países controlando y disputando el control de cada Banco Central y la moneda, de cada Tribunal Superior de Justicia y las leyes, de cada estructura de comunicación y la opinión pública y de cada puerto (aéreo/terrestre/fluvial/marítimo) y su comercio exterior. Es interesante observar, en este contexto que Trump, un capitalista nacionalista anti globalista, se haya ofrecido como mediador en el conflicto en Ucrania. Sin duda, se trata principalmente de un acto propio de su campaña electoral en EEUU, también, y de su puja abierta contra los globalistas demócratas. Donde actúa conjuntamente con los Continentalismo unipolar de los estados republicanos rojos.

Por lo tanto, es importante observar cómo la OTAN se ha estado preparando desde su desembarco en Ucrania, a partir del golpe de estado al presidente Yanukovich en 2014, último gobierno electo democráticamente en Ucrania. La OTAN se preparó imponiendo su régimen, basado en los llamados grupos fascistas de Azov.

Un tercer escenario, similar a Ucrania -2014- y Kosovo -1999-, pero esta vez en relación de confrontación contra China, es el caso de Taiwán 2021/22. La guerra no es solamente contra Alemania (Francia e Italia) y Rusia sino también contra China y la OCS. El Congreso quinquenal del Partido Comunista de China (PCCh) fue adelantado para el 16 de octubre, para una reunión decisiva en la que el presidente Xi Jinping obtuvo un tercer mandato como dirigente del Partido y, por lo tanto, de la Nación. Un objetivo ya logrado al 20 de octubre de 2022. El congreso se suponía se efectuaría en noviembre, pero se adelantó, entre otras cosas, debido a las “acciones de provocación” de los intereses globalistas unipolares en la OTAN en el estrecho de Taiwán.

A escasos días del Congreso, Tsai Ing-wen (presidenta de Taiwán) ya había descartado una confrontación armada con  China y dijo que su gobierno está dispuesto a comprometerse con el Partido Comunista Chino (PCCh) para llegar a un “acuerdo de mutuo acuerdo” y agregó que “a través de nuestras acciones, estamos enviando un mensaje a la comunidad internacional (Occidente) de que Taiwán asumirá la responsabilidad de nuestra propia defensa”. Es demasiado temprano para concluir, pero pareciera que la visión oriental de largo plazo actúa con la razón al reconocer también el Bien Común de los pueblos. Esta manera de ver las cosas, es superior a la visión cortoplacista occidental, donde los intereses privados (económico-financieros) dominan sin (re)conocer el Bien Común sino solo la dominación de unos sobre otros.

El NordStream2 –NS2- sobrevivió el atentado

La coyuntura cambió a los pocos días del atentado, cuando Gazprom comenzó con revelar que la cadena Line-B del NS2 estaba intacta. No solo escapó del Pipeline Terror (terrorismo a gasoductos), sino que también puede “potencialmente” usarse el NS2 para bombear gas a Alemania y a otros países de la UE. Ni Rusia ni los operadores del NordStream fueron autorizados para investigar el “Terrorismo de Gasoductos”. Solo Suecia ha sido asignada para realizar esta tarea, país que no está libre de sospechas. Rusia insiste en que sin su participación la investigación es cuando menos “defectuosa”.

En realidad, Alemania estaría aun en condiciones de tomar el destino en sus propias manos con la existencia de la Línea B de NS2.  Rusia informó que no se colocaron o no detonaron cargas explosivas en la línea B del NS2. Que es capaz de bombear 27.500 millones de metros cúbicos de gas al año, lo que resulta ser la mitad de la capacidad total de NS en conjunto. La Línea B puede bombear 2,75 veces más la capacidad del Baltic Pipe, recientemente inaugurado desde Noruega a Polonia a través de Dinamarca. La Federación Rusa dice estar lista para suministrar gas a Alemania a través del NS2. Esto no solo es posible sino necesario, afirma Gasprom.

En las condiciones generales que ya hemos descripto, la única forma y modo en que Alemania (la que expresa el proyecto de la gran Alemania Euroasiática en relación con China y Rusia) puede restaurar el comercio con Rusia es “tomando distancia” de la OTAN. Poniendo en claro para todo el pueblo que es la principal “víctima” y objetivo de la guerra de la OTAN, que opera desde Ucrania y Polonia. Esto podría tener éxito si involucra y moviliza a todo el pueblo, cámaras empresarias y sindicatos. Pueblo que ya está en la calle. Pero, además, si lo “extiende” a Italia, Francia y también a Grecia.

Incluso, es importante decirlo, la industria alemana tiene salida solo si marcha hacia adelante, enfrentando al proyecto de Davos-OTAN, como ya lo muestra su pueblo. Lo cual implicaría moverse hacia Rusia también. Lo cual le permitiría ayudar a modernizar su producción industrial, especialmente a BASF para la química, Siemens para la ingeniería, etc. En Rusia tienen energía barata y el canal de exportación de los productos abierto a China, su principal socio.

En cambio, si las empresas alemanas se “trasladarán” a los EEUU no lograrían avanzar con éxito (Michael Hudson), porque la economía norteamericana está pos-industrializada y globalizada. Entonces, la crisis en el actual gabinete alemán de coalición entre socialdemócratas, verdes fanáticos y liberales tendría que profundizarse, para que re-emerja el proyecto nacional euro-asiático anti-OTAN, en medio del invierno y con la población sufriendo, pero ya en las calles.

Como podemos observar, todo se está poniendo en marcha de modo acelerado, todas las semanas hay sorpresas. Los países de la UE, privados del NS2, más un aumento constante de los precios de la energía en el mercado al contado, tendrán mucha presión de la población con el frío ya en casa. El PIB de la UE disminuiría hasta en un 11,5 % (1,7 billones de euros), con alrededor de 16 millones de personas desempleadas, que no se van a quedar en sus casas. Esto significa que la UE tendrá que reducir el consumo de gas en al menos un 20 % en general, es decir la presión de la población alcanzara limites fuera del control de la Comisión Europea y más de un país podría romper con los dictados de la Comisión.

El ataque terrorista en el puente de Crimea, que se produjo días después del acto terrorista del NorthStream, puede considerarse porque es “una declaración de guerra sin reglas”, dijo la Duma estatal de Rusia el 8 de octubre al condenar la explosión en un tren de carga que sacudió el cruce del estrecho de Kerch entre Rusia y la península de Crimea. Lo han catalogado como acto terrorista de Ucrania. Luego, días después, se producen los bombardeos de Rusia sobre diferentes ciudades de Ucrania. A partir de entonces, Rusia persigue ya no solo los objetivos de la Operación Militar Especial (SMO), sino los de una guerra que se transformará en una Operación Antiterrorista (CTO).

La OPEP+ se enfrenta al Oeste

El sabotaje al NorthStream -NS1 y NS2- ha sido una “venganza”, por adelantado, por la inevitable derrota colectiva que ya estaría sufriendo el Occidente Transnacional Financiero Globalista –Norte Global- en Ucrania, que podría claramente incluso acabar con el sueño imperial Global de Davos-OTAN, de romper la masa terrestre de Eurasia en mil pedazos. Para poder así evitar una consolidación TransEurasiática entre Alemania (expresando a la UE), Rusia y China: Un bloque de 50 billones de dólares en PIB. Más del doble en comparación con los 20 billones de dólares estadounidenses. Por lo tanto, a partir del atentado terrorista sobre los gasoductos del NordStream, podrían esperarse las respuestas correspondientes, como el reciente acuerdo de la OPEP+ uno.

Este año, con las sanciones aplicadas a Rusia, el precio del petróleo había subido de modo importante, produciendo un gran descontento en la población de EEUU por la suba y el alto costo de vida. La Reserva Federal (Fed), institución controlada por los globalistas Blackrock-Larry Flink, decidió subir de manera acelerada las tasas de interés, supuestamente para combatir la inflación. En comparación con otros bancos centrales como los de Londres, Japón, UE y China, las tasas son más altas en EEUU, “aspirando el dinero golondrina” desde estos países, entre otros.               El dólar se aprecia, su poder adquisitivo debería aumentar y entonces los productos como el petróleo se deberían tornar más baratos. Los consumidores en EEUU deberían sentir cierto alivio en el costo de la vida y la administración Biden espera, con ello, mejorar sus reducidas chances de ganar en las elecciones de noviembre de 2022 frente a Trump y los republicanos continentalistas de Texas/etc.

Sin embargo, el informe final del IPC (inflación de precios para el consumidor) a las 8.30 a.m. del 13 de octubre cayó como una bomba nuclear financiera en la vida real. El índice subió 0.4% y el IPC general escaló a un 8,2% interanual. Fue la peor inflación en cuatro décadas, un absoluto desastre para Biden/Pelosi/Obama/Clinton (Globalistas+Davos) y se podría asegurar ya, luego de estos datos, que los republicanos “golpearán” con fuerza en las elecciones el 8 de noviembre.

Pero, en esta situación marco, la OPEP+ (es decir incluyendo a Rusia) decide recortar la oferta de petróleo a partir de noviembre, elevando desde ya el precio de petróleo. Con el alza inmediata del precio de petróleo se arruina cualquier expectativa, que Larry Fink, Blackrock y los demócratas globalistas (Clinton-Obama-Pelosi) pudiesen tener, en ganar las elecciones en noviembre de 2022 sino recurren a hechos “suprademocraticos”.

La respuesta de la Casa Blanca no se hizo esperar y fue furiosa. El secretario de prensa de la Casa Blanca acusó a la OPEP+ de “alinearse con Rusia”, advirtiendo en modo amenazante que tendría consecuencias, particularmente para Arabia Saudita, suponiendo erróneamente que no se han preparado ya para ello, cuando es la segunda vez que esto sucede. En otras palabras, la OPEP como bloque optó, a principios de octubre de 2022, abiertamente por sus mercados actuales, Rusia y el mundo multipolar, para enfrentarse al Economic Reset de los Señores Neo-feudales de Davos-FEM-OTAN.

Irónicamente todo sucedió en Yom Kippur y el Día de la Expiación judía, que en 1973 desencadenó una guerra en Oriente Medio, después de la crisis energética que condujo al colapso del modelo de economía política occidental posterior a la Segunda Guerra Mundial y marcó el comienzo del periodo tricontinentalista del poder financiero unipolar. Un poder que ya no respaldaba la economía mundial en una moneda anclada en el oro como hasta 1971, sino solo en el poder de la OTAN 1971-2020.

El periodo Tricontinentalista que se abre en 1966-73 se cerrara en 1991-99 con la Perestroika Soviética de 1986/91, dando paso e inicio a la etapa del unipolarismo financiero global en 1994/99. Y, con la derogación de la Ley Glass Steagall por Bill Clinton en 1999, al neoliberalismo global, al globalismo unipolar financiero –Davos- y a la guerra civil entre oligarquías financieras en EEUU. Que tiene su Hecho estratégico en septiembre de 2001, cuando el Continentalismo unipolar financiero (Texas-Oklahoma-Florida) responde “dinamitando” el Centro Financiero Global de Wall Street.

Hoy, ahora mismo, otra guerra realmente estalla cuando la OPEP+ se enfrenta, como parte del bloque multipolar, a todo el Occidente unipolar global, pero esta vez imponerse y, así, no quedar subordinado a la OTAN, como desde 1971-73. La OPEP se alineó con Rusia, en particular, para reducir la producción en 2 millones de barriles por día a partir de noviembre y hasta 2023, lo que hizo subir inmediatamente los precios para que el petróleo vuelva a superar los 100 dólares en un futuro no lejano. Eso sucedió cuando los datos de inventario de gasolina de EEUU cayeron 4,7 millones de barriles, al nivel más bajo desde noviembre de 2014 (a pesar de la aparente destrucción de la demanda).

La Reserva Federal quedó atrapada, el precio del petróleo está subiendo y ya no puede contenerlo. Entonces, ¿Por qué la Fed seguiría intentando hacer estallar los mercados financieros del mundo con sus alzas en la tasa de interés sí el petróleo no se doblega a su voluntad?

Miremos a un país como India que importa casi toda su energía. La Reserva Federal efectivamente ha estado diciéndole: “son un país pobre, los quebraremos con su deuda externa a tasas de interés cada vez más altas y luego la demanda de petróleo disminuirá, entonces los ciudadanos estadounidenses tendrán petróleo más barato”. Mientras tanto, la OPEP+ afirma: “India es un cliente nuestro importante y en crecimiento. Los defenderemos contra la Reserva Federal. Las líneas de batalla ahora están trazadas y la OPEP+ está tomando el relevo de la Fed. Al mercado le encanta. El mercado de valores lo entendió al instante, teniendo uno de los mayores repuntes de 2 días en años.

Ahora, Rusia no solo controlaría de hecho el precio de petróleo, sino también el del gas. El presidente de Rusia, Vladímir Putin, propuso el 13 de octubre formalmente a su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, crear en Turquía un centro de distribución del gas ruso, lo que permitiría además crear una plataforma para regular los precios de gas. En la Semana Energética, “después de consultas con su ministro de Energía y el jefe de la empresa pública de oleoductos y transporte de petróleo Botas, acordaron con Gazprom estudiar la construcción de un sistema de gasoductos. También, la creación de un centro de almacenamiento/comercialización de gas en Turquía para su venta a países terceros, principalmente europeos, si hay interés”, según señaló Putin en la reunión bilateral.

Sosteniendo que Rusia y Turquía podrían crear juntos “una plataforma no solo para los suministros de gas, sino también para determinar los precios y crear en Turquía un centro de distribución para Europa, que está en pleno proceso para reducir su dependencia del combustible ruso. Turquía es la ruta “más fiable actualmente para el suministro a Europa” a través del gasoducto TurkStream, tendido por el fondo del mar Negro, puede transportar hasta 31.500 millones de metros cúbicos de gas anualmente. Bulgaria, Grecia, Serbia, Rumanía, Hungría y Macedonia del Norte ya reciben suministros por esta vía. La intención de Rusia es desviar el tránsito de gas perdido por la ruta del mar Báltico a la región del mar Negro. Para seguir respaldando que quién controla la energía, controla y mueve el mundo.

La necesidad de una Nueva Moneda con base en gas y petróleo

El 2 de noviembre de 2022, la Reserva Federal (Fed) habrá aumentado las tasas en 75 puntos básicos (pb), en solo cuatro pasos en solo 96 días hábiles. Josep Borrell, el alto representante del bloque de 27 miembros de la UE, no tuvo otra que confrontar públicamente con la Fed, cuando dijo que los bancos centrales (en toda Europa, donde la recesión será mucho, mucho peor que en los EEUU) se ven obligados a seguir los múltiples aumentos de tasas de la Fed (banco central privado controlado por los Intereses Globalistas unipolares FEM-Davos-OTAN) para evitar que sus monedas se desplomen frente al dólar[9], causando una crisis de impago de todo tipo de  deudas.  En este contexto, es que la agencia UNCTAD de la ONU (que se ocupa del comercio mundial), lanzó en octubre su planteo por el Bien Común de la Humanidad para que *todos* los bancos centrales detengan las subidas de los tipos de interés y, en su lugar, cambien a controles de precios.

Sin embargo, toda la estrategia de Davos se basa en derribar el viejo sistema, liquidando tantos pasivos como sea posible (personas, sistemas, deuda, etc.) para luego, en el fondo de la desesperación de todos, ofrecer/imponer un nuevo reemplazo, ahora “imponiendo” una criptomoneda como la única salvación, ya que se tornarían inviables, por lo cual superfluos, los bancos comerciales en quiebra. Las “buenas noticias” para Davos/OTAN son absolutamente “malas noticias” para los pueblos: un consumidor lidiando con la crisis del costo de vida; una economía global experimentando dos trimestres consecutivos de PIB negativo; una gran cantidad de bancos centrales que ‘ya no te respaldan’; una cantidad de monedas fiduciarias en crisis; un mercado de bonos que experimenta uno de sus peores años de desempeño en la historia; un mercado de valores que cayó aproximadamente un 25% en un año y un mercado inmobiliario que está experimentando, otra vez, caídas constantes de precios.

“Todo el mundo tiene que seguir, porque de lo contrario su moneda será [devaluada]”, dijo Borrell a una audiencia de embajadores de la UE, según informó el londinense pro globalista Financial Times/Blackrock/Lloyd´s Bank/HSBC Bank/Davos/Otan. “Todo el mundo está corriendo para aumentar las tasas de interés, esto nos llevará a una recesión mundial”. Pero subrayan que su principal preocupación sigue siendo controlar la inflación estadounidense, lo que sugiere que las ramificaciones globales de sus planes son consideraciones secundarias, para no decir su propósito.

China está preocupada por la fuga de capitales, por las alzas de tasas de interés del dólar comparado con las tasas en los demás países. Por ello decíamos que, después del Congreso del Partido [16-22 de octubre], habrá medidas enérgicas en contra de la defensa del libre mercado de Shanghái. La presión por los cambios que se avecinan lleva mucho tiempo acumulándose. El espíritu de reforma para frenar los llamados ‘mercados libres’ se ha estado extendiendo entre las nuevas generaciones hace más de una década ya. Y han ido ascendiendo en la jerarquía del Partido, señala Michael Hudson. Las tenencias de bonos de EEUU en poder de China eran de 970.000 millones de dólares a finales de julio del 2022, lo que supone un descenso del 9% en comparación respecto a finales del año anterior. China se ocupa en deshacerse de los bonos antes de que EEUU declare “no poder (o querer) pagar sus obligaciones”.

Se impone cada vez más la falta de una nueva moneda alternativa al dólar y basada en recursos naturales como el petróleo y el gas y Rusia está creando las condiciones. Pero cualquier idea de una moneda común debe comenzar con un acuerdo de intercambio de moneda entre los países miembros del mundo multipolar. La mayor parte del comercio será en sus propias monedas. Pero para resolver los inevitables desequilibrios (superávit y déficit de la balanza de pagos), un nuevo Banco Central debería crear una moneda artificial. En una reunión para crear tal banco, China estaría en una posición dominante, similar a la que disfrutó Estados Unidos en 1944 en Bretton Woods. Pero su filosofía donde cabe el Bien Común y no solo la dominación de unos sobre todos los otros, abriría el tiempo-espacio para que no pueda ser ninguna moneda nacional, sino una con ancla en recursos naturales como el petróleo y el gas. Rusia ha dado un paso decisivo en esta dirección para anclar su propia moneda el rublo, que es la única en este momento que se revalúa.

A modo de conclusión

El reciente evento de adhesión a Rusia de cuatro regiones ucranianas fronterizas, permitió que el presidente Putin pueda sentar las bases para el próximo nivel de confrontación de Rusia con Occidente (Davos-OTAN-BIS), más allá del conflicto militar en curso en Ucrania.  Las recientes abstenciones de China, India y Brasil en una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía la condena de los referéndums de Ucrania sin duda fueron impulsadas por las expectativas de estos países sobre las acciones futuras de Rusia. Haciendo que el hecho que en la asamblea general de la ONU reprobaron por clara mayoría la anexión no tiene carácter vinculante.

El aspecto más destacable del reciente discurso de Putin es que vuelve a poner en primer plano la confrontación ideológico-cultural. La identificación que realiza Putin del Estado Profundo Globalista como enemigo de la humanidad puede ser su último legado ideológico, algo evitable si EEUU se hubiera resignado a ser simplemente una nación como las otras. Y se hubiera centrado principalmente en la prosperidad de su gente, siguiendo el camino marcado por Roosevelt (presidente de EEUU 1933-45) con su ley Glass Steagall –en 1933-, más el New Deal –Pacto Social-, entre los empresarios industriales y los trabajadores, Estado-Producción-Trabajo para enfrentar a la oligarquía financiera globalista de su tiempo.

La última encuesta de Harvard/Harris a mediados de octubre no parece nada buena para el Partido Demócrata. El 63% de los encuestados dijo que el país está en el camino equivocado. RealClearPolitics proyecta una mayoría republicana en el Senado  de 52 a 48. El Partido Republicano ganaría 27 legisladores en el congreso, lo que según RealClearPolitics les daría a los republicanos una ventaja de 221 a 176. De resultar así, los Republicanos –con Trump como líder- tendrán 30 gobernadores (2 más) contra 20 de los demócratas. Una referencia clara del eventual triunfo electoral en EEUU de Trump, y su partido, con el proyecto anti-globalista conocido como ´Make América Great Again´ (MAGA).

La actual campaña de Trump, por un acuerdo de paz con Rusia y contra la guerra que podría desembocar en una Guerra nuclear, en un ambiente con manifestaciones contra la guerra ya en 40 grandes ciudades “promete”, al menos, un “ambiente” fuerte. Esto lleva a un nivel superior la batalla electoral interna en EEUU. Esta lucha profundiza el proceso de desintegración en EEUU, es decir de guerra civil o perestroika en Estados Unidos, como ya hemos presentado en nuestro libro especifico y en el artículo anterior[10].

En su último discurso, Putin definió con mucha claridad la batalla mundial en la que Rusia juega un papel de liderazgo contra el Estado Profundo (globalista unipolar financiero) que en última instancia gobierna Occidente, a las fuerzas globalistas unipolares, con la OTAN como su brazo militar. El objetivo principal de Putin (Rusia-OCS) era “producir” una brecha dentro de Occidente mientras se enfocaba en la soberanía. Por ello apunta-apuesta por una Alemania desafiada a salir de la UE y de la OTAN. Porque ya es hora que Europa descubran a su enemigo principal real. Ese que permitiría, con su derrota, que Europa pueda continuar su dialogo hacia oriente, hacia el Multipolarismo.

[1] Fondos Financiero de Inversión Global –FFIG- la principal categoría económica que permite entender al capital financiero global y al globalismo unipolar. Ver libro Crisis Financiera Global…

[2] https://www.iade.org.ar/noticias/en-la-transicion-hacia-una-nueva-civilizacion-la-confrontacion-militar-en-ucrania

[3] https://ciepe.com.ar/el-multipolarismo-ya-gano-la-guerra-economica/

[4] “La Organización de Cooperación de Shanghai actuará para brindar seguridad en Eurasia mediante el fortalecimiento de la colaboración económica y de transporte. También, decidirá sobre la expansión de la organización. Se firmará el memorando sobre el estatus de miembro de pleno derecho de Irán y considerarán las solicitudes de membresía de Bielorrusia y algunos otros países”. Cumbre de la OCS en Samarcanda, https://espanol.cgtn.com/n/2022-09-15/HbAacA/Cumbre-de-la-OCS-se-inaugura-el-15-de-septiembre-en-Samarcanda-de-Uzbekistan/index.html

[5] (Thierry Meyssan y Jalife Rahme entre ellos)

[6] La Iniciativa de los Tres Mares: configuración y consecuencias geopolíticas mundiales. Es una alianza formada por los países de Europa Central y del Este que se encuentran entre los mares Báltico, Negro y Adriático.  Ver https://elordenmundial.com/que-es-iniciativa-tres-mares/  y https://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2021/DIEEEO48_2021_OSCMEN_Tresmares.pdf

[7] Bozo Draskovic, profesor de la Facultad de Ecología Aplicada de la Universidad de Belgrado, opina, entre otras cosas, que la industria serbia fue destruida para garantizar el mercado a las mercancías de los países que participaron en los bombardeos y hacer que Serbia dependa de ellos. https://sputniknews.lat/20190608/bombardeos-de-yugoslavia-la-destruccion-del-pais-a-escala-industrial-1087552607.html

[8] Los miembros de la OCS -China, Rusia, Kazajistán, Kirguistán, Tayikistán y Uzbekistán- aceptaron a Afganistán como observador y a Turquía como socio para el diálogo. Además de Afganistán, cuentan con el estatus de observadores Irán, India, Pakistán y Mongolia. Observar esta reunión en clave geopolítica occidental significaría entender que el Heartland y el Rimland estuvieron re-unidos en Samarcanda y Vladivostok también.

[9] Los cuadros económico-políticos occidentales globalistas todavía controlan los bancos centrales de la mayoría de los países, también en Rusia hasta hace muy corto tiempo atrás [Ver Glaziev], obligándolos a aplicar las políticas prescritas por sus técnicos en el FMI. Esto no se cambia mediante decreto sino con poder político.

Este es el modo como se coordina, impone y manifiesta el poder financiero globalista desde el Banco-Central-de-los-Bancos-Centrales, el BIS (Davos, etc.) como vértice superior, en relación directa con todas las áreas de exportación (de materias primas con bajo valor agregado) e importación (de bienes ciencia y tecnología con alto valor agregado) de modo que permite que funcionen y resuelvan en beneficio de una plataforma global financiera que opera como estado global –como territorio financiero sin fronteras, no mediado e indivisible. Que se impone por sobre y negando la institucionalidad de las naciones y sus gobiernos, reduciéndolas a simples espacios locales de lo Global (Glocal).

[10] Elecciones en Estados Unidos: en el marco de una Guerra civil y una «Perestroika» ttps://observatoriocrisis.com/2022/09/15/elecciones-en-estados-unidos-en-el-marco-de-una-guerra-civil-y-una-perestroika/

 

Imagen: https://safety4sea.com/watch-underwater-drones-reveals-damage-of-nord-stream-pipeline/