“Con la mente en la fábula y el cuerpo en la miseria”

Luis Ángel Salazar Oses

En Costa Rica la dosis de fábulas recibidas desde que nacemos es múltiple y variada. Empieza generalmente en los hogares con la transmisión de todas las que poseen nuestros progenitores y familiares más cercanos: dioses, diablos, fantasmas, politiquería, “opiofutbol”, etc. y van creciendo cualitativa y cuantitativamente conforme nos empiezan a “socializar” a punta de pseudo educación, adoctrinamientos de todo tipo y elaborados mitos como “la perfecta democracia en la que vivimos”, el “régimen de derecho” que nos protege con “justicia pronta, cumplida e igual para todas y todos”; la “libertad perfecta que disfrutamos”, el “Estado Benefactor” o “papá Estado” que nos protege; la “seguridad ciudadana que nos brinda la policía”, la “abolición y consecuente inexistencia de ejército”, la “vigencia total de la Constitución Política” y de los Derechos Humanos y las leyendas urbanas referidas a que “somos el país más feliz del mundo”, “sin analfabetos y muy cultos”, “sin discriminación racial “; el cuento de que el “desarrollo económico genera bienestar general” con doctrina del “goteo económico”, “mano invisible” y “libre competencia”, como garantes de ese bienestar; que gozamos de “libertad de expresión” y “justicia económica, política, social y cultural”, que la “libre empresa genera libertad” y que la “educación es la única vía para alcanzar la movilidad social”.  En fin, nos “lavan el coco”, esto es, nos manipulan drogándonos ideológicamente con tanta eficiencia que nos tienen viviendo, de manea absolutamente ficticia, en el mejor de los mundos posibles, negándonos la existencia de algo mejor, a no ser que, nuestra mansedumbre perfecta y sometimiento total de por vida, nos permita llegar al ” reino de los cielos” -otro mito- después de muertos.

Además, nos tienen prohibido pensar y, mucho menos, actuar diferente. Recuerdo a don Helder Cámara, venerable obispo católico brasileño, practicante de la Teología de la Liberación, diciendo que, cuando él recogía y repartía víveres al pueblo pobre de su región, los medios de comunicación le llamaban “piadoso santo” pero, cuando le pedía a los pobres que pensaran y descubrieran por qué eran pobres, esos mismos medios le llamaban furiosos “maldito comunista”

Acá en Costa Rica, a quienes piensa y actúan en pro de la justicia les llaman ahora “comunistas”, “izquierdistas”, “chavistas”, “sandinistas”, olvidando que los primeros apóstoles fueron radicalmente comunistas consecuentes con la tesis de Jesucristo que planteaba, por ejemplo: “…lo que hacéis por los pobres lo hacéis por mi”.

La conciencia enajenada -separada de la realidad- con la que crecemos y, si no reflexionamos, vivimos y morimos, hace que, como drogados cotidianos, vivamos un fabuloso mundo que nada tiene que ver con la realidad concreta en la que materialmente estamos ubicados.

Hablemos de esta realidad para lo cual es fundamental entender que, las empresas transnacionales, practicando su perversa lógica de convertir seres humanos y naturaleza en simple materia prima para hacer dólares, euros y yuanes a fin de llenar sus insaciables bolsillos, se han logrado consolidar en su dominio sobre la vida del planeta con la complicidad de los gobiernos títeres que manipulan. En esta categoría está el nuestro y los que pretenden instaurar las argollas constituidas por “los mismos de siempre”, defensores descarados y “ocultos” del TLC, Neoliberalismo y “Libre Empresa”, que han venido arruinando la industria nacional, la agricultura y el resto del sector agropecuario nacional, las pequeñas y medianas empresas, las instituciones nacionales para privatizarlas, etc.

Tomemos como ejemplo a Walt-Mart que “…maneja un volumen de ventas que supera la suma del Producto Interno Bruto de Colombia y Ecuador…” (Consúltese: “El poder de las empresas transnacionales” en www.rebelion.orgdel 22-11-2013) y cuyos dueños “…los Waltons poseen una fortuna de 144 mil millones de dólares, equivalente en valor a las propiedades de un 40% de la población estadounidense.” (Consúltese “Los trabajadores de Wal-Mart se ponen de pie” en www.rebelion.org del 05-12-2013). Por cierto que en este artículo se describe la creciente lucha que, a pesar de la terrible represión de la que han sido víctimas las y los trabajadores de esta entidad, desarrollan por la defensa de sus legítimos derechos laborales.

En Costa Rica esta lógica explotadora  ha crecido durante los últimos treinta o cuarenta años, empujada contra nuestro pueblo por estas compañías transnacionales y sus cómplices nacionales, generando condiciones cada vez más injustas contra nuestros sectores populares. Veamos números: el último informe sobre desempleo de la UNA nos indica que este alcanza un 18% que es la tasa más alta en los últimos treinta años y que equivale a más de 400 mil personas, recayendo el mayor número de desempleados en jóvenes entre los quince y veinticinco años; en Costa Rica existe cada vez más desigualdad social, más deterioro ambiental y más desprotección para nuestros productores. (Consúltese: “Los jóvenes son los más afectados por el desempleo” en www.informa-tico.comdel 05-12-13). “Desde el 2010, la distancia entre los sectores de la población con mayores y menores ingresos, creció de 22 a 24 veces, siendo la mayor en 26 años. (Consúltese “Administración Chinchilla es la época más desigual en 26 años”, en www.semanariouniversidad.ucr.cr  del 05-12-13). “El último informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), encendió una luz roja para Costa Rica: el 8.2 de los habitantes sufren hambre, debido a la desigualdad y el bajo crecimiento económico. Además, las estadísticas muestran que 285 467 hogares son pobres (20.7%) de los cuales 88 557 hogares se ubican en extrema pobreza (6.4%) según la misma encuesta”. Consúltese “Hambre aumenta en Costa Rica a la sombra del bajo crecimiento y el desempleo”, en www.elpais.crdel 05-12-13). Esta desigualdad tan marcada entre ricos y pobres se explica de la siguiente manera: “…también en contra de la tendencia en América Latina, la participación en el ingreso del 10% más adinerado de la población se ha disparado 8.5% el segundo mayor incremento regional. Los pobres por su parte, han visto decrecer en un 0.6% su participación en la riqueza generada por el país” (Consúltese: “Ingreso se concentra en Costa Rica” en   www.elfinancierocr.com/ef_archivo/2012/enero/15“).  600 mil millones de colones debemos los ticos por deudas con tarjetas de crédito, sufrimos especulaciones cada vez más salvajes, privatizan la salud, la educación, y los artículos de primera necesidad son cada día más caros, las loterías y todos los juegos de azahar nos han inundado diariamente, la prostitución, la drogadicción y la inseguridad ciudadana se acrecientan,  los salarios se deprimen, en fin nuestro cuerpo está sobreviviendo en la miseria. Por dicha, la urgencia de cambios profundos y positivos empiezan cuando las necesidades físicas -condiciones objetivas- hacen reaccionar y cambiar las necesidades mentales -condiciones subjetivas- y, en el mundo y en Costa Rica, este fenómeno se está dando de manera acelerada e ineludible.

Así como en el planeta una minoría cada vez más reducida concentra la riqueza y con ella el disfrute irracional de toda clase de bienes, servicios y vicios, en Costa Rica sucede exactamente lo mismo, por ello, al igual que los trabajadores que se han empezado a organizar y a movilizar, de manera cada vez más exitosa, en su reclamo a Wal-Mart por la plena vigencia de sus legítimos derechos, en nuestra Patria, el pueblo honesto y trabajador, que no explota a nadie sino que es cada día más explotado, ha dicho ¡basta! y ha empezado a luchar, con todo su derecho ante la corrupta argolla criolla, para que se le permita tomar, como le corresponde, las riendas de nuestra Patria-Finca.

Por eso el bipartidismo será inevitable: por un lado la “argolla” de siempre junto a sus “turecas” y secuaces agrupados en su coalición, cada día más evidente y, por el otro, el Gran Frente Amplio que ya hemos empezado ha empoderar en estas elecciones. Piense muy bien, en esta tregua navideña, con quién se apunta. Yo estoy con el Frente Amplio y lo esperamos.

Finalmente una reflexión circunstancialmente necesaria”

“El pueblo cubano ocupa un lugar especial en el corazón de los pueblos de África. Los internacionalistas cubanos hicieron una contribución a la independencia, la libertad y la justicia en África que no tiene paralelo por los principios y el desinterés que la caracterizan”   Nelson Mandela, 1991. Descansa en Paz compañero Nelson, posiblemente si tus luchas las hubieses dado hoy día en Costa Rica, la nefasta “argolla” explotadora y sus bufones de corte te estarían gritando irracionalmente: ¡¡¡comunista!!!  ¡¡¡Chavista!!!   ¡¡¡Sandinista!!!   ¡¡¡Izquierdista!!!

 

Enviado a SURCOS por el autor.