Día Mundial del Agua. Momento de exigir

Freddy Pacheco León

Los funcionarios encargados de los discursos oficiales del DÍA MUNDIAL DEL AGUA no deberían desdeñar el DESPERDICIO inhumano que exhibe Costa Rica. Solo en el balneario de OJO DE AGUA, se derrocha constantemente agua suficiente para abastecer a unas 140.000 personas.

Así, cuando vemos que hace casi 90 años, el expresidente Ricardo Jiménez hizo construir una larga cañería desde ese balneario hasta la costa puntarenense, no se entiende cómo, en pleno siglo XXI, sea tanta la incapacidad exhibida por jerarcas del AyA que les hace imposible detener esa vergonzosa irracionalidad, que se resuelve con ¡recircular el agua que hoy fluye a través de las piscinas y el laguito, para conducirla por una cañería de solo 1 km! hasta Potrerillos o Puente de Mulas.

Otro ejemplo de enfermiza indolencia es el otro gran desperdicio que se hace en Guanacaste con las aguas del embalse del Arenal, luego de que ha cumplido con generar electricidad en tres plantas del ICE, ¡para fluir hacia el mar!

El Proyecto “AGUA PARA GUANACASTE”, que se dijo que estaba financiado por el BCIE, vendría a darle un gran impulso al desarrollo de la región Chorotega, con el riego de 17.000 hectáreas de suelo productivo, el abastecimiento de agua potable para más de 60 acueductos rurales (ASADAS) y para el TURISMO, la principal fuente de empleo y divisas de nuestro país.

Aunque paradójicamente, unos políticos libertarios y hasta una federación conservacionista, le ha puesto obstáculos en los tribunales para atrasar su ejecución. Y a lo anterior le agregamos el casi desconocido hecho (¿por conveniencia?) de que alrededor del 50% del agua que “produce” el AyA, ¡agua para más de DOS MILLONES de personas!, se pierde por FUGAS desde sus viejas cañerías, sin que ese problema de INFRAESTRUCTURA, el más relevante de Costa Rica, merezca ni unas pocas palabras de los participantes del “gobierno de unidad nacional” que nos han impuesto.

Como también el manejo irresponsable que se hace con el prometedor proyecto de Orosi II para abastecer el área metropolitana, que pasan los años y no da signos de vida.

POR eso la gente ha abierto sus ojos y mente y logrado entender que el importante DERECHO HUMANO que establece que el ACCESO al agua en cantidad y calidad adecuadas, NO se cumple con una “nueva” Ley de Aguas redactada por comerciantes del insustituible líquido vital, sino más bien con una nueva visión gubernamental que ubique al ser humano en el centro, pero que dolorosamente no se cumple.

Por eso, parafraseando respetuosamente al Papa Francisco, DEFENDAMOS el agua nuestra de cada día. El agua que no se le ha de negar a ningún ser humano. El agua que no debe ser sujeto del comercio insaciable del capitalismo salvaje. El agua necesaria para las semillas que siembra el agricultor. El agua que no se ha de desperdiciar por incompetencia administrativa. El agua como BIEN SOCIAL, y no como la ”cosa económica” que impulsa el Banco Mundial. El agua amenazada por proyectos de ley que circulan en la Asamblea Legislativa.