Proponen reforma que garantice independencia real de auditoría interna de la CCSS

Rodrigo Arias López compartió con SURCOS la siguiente inquietud que le envió al auditor interno de la Caja Costarricense del Seguro Social.

 

Señor Jorge Arturo Hernández Castañeda

Auditor Interno CCSS

 

Estimado don Jorge Arturo.

Le copio esta respuesta que me envía doña Emma Zúñiga sobre un estudio actuarial del seguro de salud por condición de aseguramiento que la Auditoría que usted dirige recomendó realizar a la Administración de la CCSS hace varios años. También adjunto otros documentos.

Como puede ver don Jorge, uno de los estudios actuariales más importantes del seguro de salud, pues tiene que ver con todas las leyes relacionadas con dicho seguro -Constitución política, Ley 17, ley 5349, ley 7374, entre otras- y por haber sido realizado a solicitud de esa Auditoría, ni siquiera fue conocido por su máximo jefe, la Junta Directiva, a pesar de lo indicado en el artículo 42 de la Ley Constitutiva de la CCSS y otra normativa de control interno. Entiendo que ese estudio actuarial que se realizó al seguro de salud no fue conocido por la máxima instancia de la CCSS porque ni el Director Actuarial, ni el Gerente Financiero, ni la Presidencia Ejecutiva y desafortunadamente entiendo que usted tampoco se lo envió, pues de lo contrario la respuesta de doña Emma hubiera sido otra.

Don Jorge, que pena me da ver como esta respuesta y la que usted me envió hace unos días sobre la gran cantidad de estudios que hace esa Auditoría, sobre los cuales se realizan hasta 7 o más estudios de seguimiento adicionales, durante hasta 5 o más años, y que a las autoridades de la CCSS como dice el dicho “les resbala” y esa Auditoría no puede hacer nada porque, según su respuesta, excede de sus potestades o funciones. Yo comprendo que para usted es muy complicado, pues desafortunadamente en la Ley está establecido que esos a quienes esa Auditoría supervisa son los mismos que ordenan el pago mensual de los salarios, tanto el suyo como el de los demás empleados de la Auditoría. Entonces, aunque en la ley esté establecido que la Auditoría debe actuar con toda objetividad, deja mucho que pensar a los asegurados que financiamos a la CCSS, incluyendo los gastos de esa Auditoría. En efecto, en los artículos 7 y 8 del “REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONAMIENTO DE LA AUDITORÍA INTERNA CAJA COSTARRICENSE DE SEGURO SOCIAL” se lee (destacados míos):

“Artículo 7º—Independencia. El Auditor y los demás funcionarios de la Auditoría Interna, deberán ejercer su actividad con total independencia funcional y de criterio respecto a la Junta Directiva y a los demás órganos de la administración activa. De igual forma, la Auditoría Interna al manejar sus recursos; al determinar su planificación y las modificaciones a ésta, deberá estar libre de injerencias provenientes del jerarca o de los titulares subordinados.

Artículo 8º—Objetividad individual y ética profesional. Los funcionarios de la Auditoría Interna tendrán una actitud imparcial y neutral al realizar sus labores, protegiendo así su objetividad individual e independencia de criterio. Deberán, observar las normas éticas que rigen su profesión y evitar los conflictos de intereses que de cualquier forma, puedan afectar sus actuaciones como funcionarios públicos“.

No cree don Jorge Arturo, que las leyes y reglamentos relacionados con este asunto requieren de una reforma para que quienes ordenen el pago de los salarios de los funcionarios de las Auditorías Internas, incluyendo el del Jefe de la Auditoría como es su caso, no sean las mismas instituciones que esas Auditorías auditan, sino otra instancia, a fin de reducir el riesgo de presiones y de conflictos de interés y lograr de manera efectiva los objetivos de control establecidos en la Ley General de Control Interno y en la Ley contra la corrupción y de Enriquecimiento Ilícito de la función Pública? Por ejemplo, podría ser la misma Contraloría General de la República. Esa institución podría cobrar los servicios prestados a las diversas instituciones, incluyendo los que brinde a la CCSS. ¿No le parece que incluso la Auditoría Interna de la CCSS no debería estar en las instalaciones de la CCSS para reducir al máximo el riesgo de injerencias y de posibles conflictos de interés?

Creo que un proyecto de ley se podría justificar de una manera sencilla ante la Asamblea Legislativa. Con solo mostrarle la enorme cantidad de estudios que realiza esa Auditoría, la gran cantidad de informes de seguimiento durante una gran cantidad de años, así como el hecho de que no hay resultados concretos, pues la Administración de la CCSS no les hace caso y la ley, según su respuesta don Jorge, no les permite a ustedes ir más allá. Pero sobre todo don Jorge, en momentos de una crisis de liquidez, no solo de los seguros sociales, en particular del IVM, sino en general, anunciada recientemente por la Presidencia de la República, que la Auditoría Interna de la CCSS gasta casi 5 mil millones de colones al año -tomados de los aportes que realizan los cotizantes a los seguros de salud y pensiones- y sin resultados palpables por los asegurados!! En efecto don Jorge Arturo, si calculamos el valor presente de los gastos de la Auditoría Interna que usted dirige, desde 2010 hasta 2017 (Utilizo la certificación de salarios proporcionada con el oficio DAGP- 0981-2017 del 14 de julio 2017, el año 2017 según lo presupuestado), usando una tasa de interés del 8.5%, se obtiene un monto estimado de 40.122 millones de colones, como puede ver en el cuadro siguiente (en colones).

Gasto auditoria interna ccss

Lo anterior representa un monto promedio superior a los 5 mil millones de colones por año.

Esa suma de 41 mil millones de colones que hemos pagado los asegurados de la CCSS hubiera alcanzado para construir un hospital moderno con equipo médico de alta tecnología, tan necesario en nuestro país!!

¿No le parece don Jorge que es demasiado dinero en época de crisis de liquidez que vive el país y el seguro IVM? ¿No cree que ese gasto representa un despilfarro de recursos visto a la luz de su respuesta emitida en el oficio 53348 del 8 de agosto de 2017?

Don Jorge Arturo, usted de casualidad, ante ese gasto gigantesco que pagamos todos los asegurados de la CCSS para mantener a un órgano incompetente como se desprende de su oficio 53348 del 8 de agosto de 2017, no ha hecho al menos el ejercicio de lo que nosotros -los asegurados de la CCSS- le pagamos anualmente a usted en salarios, aguinaldos y cargas sociales?. Yo me tomé un tiempito para hacer una estimación. A su salario mensual de junio de 2017 de 4.768.252 colones le agregué una estimación del salario escolar, para lo cual tomé el promedio de este salario y su salario de junio de 2016. El aguinaldo lo estimo igual al salario de junio de 2017 y uso un 24,33% de cargas sociales. Note que solo su salario mensual más las cargas sociales suman 7.084.051 colones, que al multiplicar por 12 meses y agregar el salario escolar y el aguinaldo, da como resultado un monto anual de 94.526.892 colones, suma nada despreciable que sale del bolsillo de todos los contribuyentes de la CCSS. Imagínese que esa suma en 10 años de trabajo casi llega a los 1.000 millones de colones!! ¿Y cuánto sería si usamos todos los años que usted ha estado en la CCSS?. No le parece don Jorge Arturo que esta suma lo obliga a usted a sudar la camisa y hasta el pantalón vigilando para que en la CCSS se apliquen y cumplan las leyes como en derecho corresponde en lugar de tirarle la pelota a los asegurados como se desprende de su oficio 53348 del 8 de agosto de 2017? Y es que cuando usted afirma que le corresponde a la administración activa poner en práctica las recomendaciones de la Auditoría cuando esta no recibe respuestas en los plazos indicados, sin que esa Auditoría haga nada para verificar que efectivamente la Administración Activa las cumple, deja mucho que desear. Yo me siento engañado como asegurado, pues le pagamos a usted y a su equipo de trabajo precisamente para que hagan ese trabajo.

aporte anual de asegurados de la ccss

Imagínese usted el cambio significativo que se tendría si la CCSS anualmente le girara a la Contraloría General de la República esa suma anual de cinco mil millones de colones para que le realicen todo el trabajo de control que ordenan las leyes, sin la presión de tener que auditar a sus propios jefes, ni de recibir instrucciones o directrices de las jefaturas de la CCSS!! Incluso la Contraloría General de la República podría bajarle los costos a la CCSS y con ello a los seguros sociales, ya que al darle el servicio a todas las instituciones del sector público se podrían tener economías de escala de hasta el 50%.

¿Qué le parece don Jorge Arturo que esa Auditoría se ponga una flor en el ojal y elabore un proyecto de ley en el sentido anterior, para que de alguna manera entre al plenario legislativo? Estoy seguro que una importante cantidad de los asegurados de la CCSS que con nuestros aportes mensuales financiamos los gastos de esa Auditoría, incluyendo su salario, veríamos en tal acción una muestra palpable en favor de que nuestros dineros realmente se inviertan para los fines que están establecidos en la Ley General de Control Interno, en la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública y en la Constitución Política de Costa Rica, todo en beneficio de los seguros sociales y los asegurados.

¿Qué le parece don Jorge Arturo, para que caliente motores, si le solicita a la Dirección Actuarial y a la Gerencia Financiera, que envíen a la Junta Directiva de la CCSS la “Valuación Actuarial del Seguro de salud, 2013” que fue ordenada por esa Auditoría? Note que esa solicitud la hice yo personalmente; sin embargo, viendo el oficio de respuesta GF-3540-2017 / DA-799-2017 del 11 de octubre de 2017, deduzco que se negaron a enviarla, solamente tramitaron la valuación de 2015, a pesar de que desde el año 2010 la Junta Directiva de la CCSS no conoce ningún estudio actuarial del seguro de salud, al menos a esa fecha. Yo creo don Jorge Arturo, que usted no tiene ningún impedimento legal para hacer esto que le solicito. Incluso creo que usted puede enviar de oficio ese estudio actuarial a la Junta Directiva o al menos a su jefe actual, dado que no lo hizo a sus jefes anteriores.

Espero que haga algo al respecto.

 

Cordiales saludos.

Atentamente,

 

Rodrigo Arias López.

 

 

*Imagen con fines ilustrativos.

Suscríbase a SURCOS Digital:

https://surcosdigital.com/suscribirse/