Día Mundial contra el Trabajo Infantil: sensibilizar y denunciar la explotación infantil

José Luis Pacheco

Hoy 12 de junio se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. El objetivo de esta celebración es sensibilizar y denunciar la explotación infantil que se lleva a cabo en muchos países del mundo, donde se obliga a los niños a trabajar, negándoles todo derecho a la educación, la salud y una vida plena que le permita su desarrollo y bienestar integral.

Los niños deben formarse en un ambiente tal que les permita enfrentar el futuro de tal manera que, puedan salir del círculo de pobreza en el que han vivido sus padres. Sin embargo, esto no sucede y muchos gobiernos siguen sin tomar medidas para la erradicación del trabajo infantil.

El punto 8,7 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por la ONU establece un renovado compromiso para acabar con el trabajo infantil y hace un llamado a la comunidad internacional para: “adoptar medidas inmediatas y eficaces para erradicar el trabajo forzoso, poner fin a las formas contemporáneas de esclavitud y la trata de seres humanos, y asegurar la prohibición y eliminación de las peores formas de trabajo infantil, incluidos el reclutamiento y la utilización de niños soldados, y, para 2025, poner fin al trabajo infantil en todas sus formas”.

Algunas de esas formas son: esclavitud, trata de personas, servidumbre por deudas y otras formas de trabajo forzoso, reclutamiento forzoso de niños para utilizarlos en conflictos armados, prostitución, pornografía, y otras actividades ilícitas. Todos esos trabajos ponen en peligro el bienestar físico, mental o moral del niño, ya sea por su propia naturaleza o por las condiciones en que se realiza.

Por desgracia la situación económica, la pobreza y la desigualdad que existe en nuestros países promovidas por políticas gubernamentales propicia esta actividad perniciosa para los niños.

Dios quiera que a quienes corresponda tomen las acciones necesarias para acabar con este flagelo y que los niños puedan disfrutar de la vida que merecen y que logren cumplir sus sueños.