Liberar a Argentina

Recuento de una ida…a Colombia-bCarlos Meneses Reyes

Los llamados Fondos Buitres prácticamente secuestraron a Argentina, que pese a  haber pagado, no la liberan

 

La deuda externa argentina, que balancea como una espada de Dámocles, generó bonos soberanos argentinos emitidos por esa nación a precios muy bajos. Los bonistas (dueños de los bonos) acudieron, en el mercado especulativo financiero a adquirir esos bonos, conocidos bajo la denominación de “bonos buitres”. Las condiciones de favorabilidad les permitieron adquirirlos a precios muy bajos. Luego con su sequito de asesores acudieron a tretas que les facilita el actual orden internacional capitalista financiero y a la fecha le cobran a Argentina, el pago del valor total de esos bonos, argumentando algo así como el valor real, la plusvalía, la indexación y el recargo de intereses. Para ello acudieron a la acción y los pronunciamientos favorables de un Juez neoyorkino y la Suprema Corte de Justicia de USA; de quienes obtuvieron un pronunciamiento judicial favorable, que trajo consigo el embrago de las reservas argentinas en el mundo.

Argentina pagó en los últimos diez años ciento noventa mil millones de dólares de deuda externa. Desde el año de 1956 a 2011, pagó cuatrocientos mil millones de dólares. El fallecido Presidente Kitchner no acogió la consigna de la izquierda latinoamericana de moratoria y no pago de la deuda externa y pese a ello descargaron la espada sobre su cabeza.

Nuevamente se impone una revolución relevante ante el modelo financiero mundial, especulativo, parasitario y mafioso, para que los pueblos de Nuestra América logren superar tales angustias económicas. En igual nivel, tampoco podrá haber post conflicto en Colombia bajo un cariz de invasión inversionista extranjera, con esquemas internacionales intocables.

Ya para la culminación del periodo de la guerra fría y la implantación mundial del neo liberalismo (diferente a la globalización) hablaron del ” fin de la historia” y continuamos en la historia sin fin de la lucha de los pueblos del mundo. Lo de la “Tercera Vía” surge en momentos en que el modelo neo liberal fracasa en el mundo, aunque es cierto que sus obstáculos son aún demasiado fuertes y de vigencia en  sectores del mundo. En lo académico y político se habla de una etapa post-capitalista, que alternativamente no será socialista pura, como se demuestra en Nuestra América, con las ideas bolivarianas.

De otro lado- en contraposición a la “Tercera Vía” Santista, bajo el impulso de reconocidos halcones de la guerra- sugieren detenerse en el fenómeno de las BRICS: Bloque económico conformado por Brasil, Rusia, India, China, Sur África; creando un Banco de Fomento. Pero no olvidemos, que de igual manera, unos líderes como los del BRICS, fueron los creadores del Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, dependientes de Breton Woods y su alicaído Neo liberalismo. De esa manera asistiríamos a una nueva redistribución geográfica del capitalismo mundial. Por consiguiente y sin conclusiones alegres, beneficiaria que la principal economía de Nuestra América haga parte de los BRICS. Ello fortalecería lo correcto de continuar impulsando  y fortalecer tanto el MERCOSUR  como la UNASUR. Pero hasta tanto los clientes del estado brasilero, como las elites políticas nacionales, contratistas, extractivitas y corrientes de mega agro-negocios, lo permitan. Pareciere vigente los temas discutidos en el seno de la izquierda de los años 1970, entonces ante el asomo de sub-imperialismo brasilero.

Centrándonos en el Sur, si el modelo  bolivariano venezolano de enfrentamiento al poderío financiero internacional, fracasa; de igual modo sucumbirán las aspiraciones de los pueblos por  el cambio de un modelo económico. Lo destacado en Venezuela, Ecuador y sobre todo, Bolivia, es que se ha aplicado la retoma de los recursos naturales. Argentina, por ejemplo, no lo ha logrado en su integridad, y ello demuestra el nuevo zarpazo a su maltrecha economía; asistiendo a una nueva ofensiva de la derecha financiera con los fondos buitres. La conexión está en la recuperación de los recursos naturales y por la soberanía económica y política de los países. Así, se sabe de la calamidad de las reservas petroleras de USA, que son iguales a la de un país como Bolivia (600 millones de barriles).

Por lo anterior, la independencia económica y financiera de Colombia ante los halcones de la guerra rapaz de USA, coloca en muchos sacrificios a ese país nacional. Colombia sí cuenta con reservas de recursos para el mundo; y sobre todo para los Estados Unidos. Por eso la guerra que padece.

EN BIEN DEL IDIOMA. Con relación al uso, por el clamor de una tregua bilateral en Colombia y la habilitación de presupuestos humanitarios en el desarrollo del conflicto armado interno; tanto en la prensa oficialista, como en la alternativa y en documentos importantes, se viene cometiendo un error gramatical cuando escriben “un cese el fuego” o “un cese al fuego”. Lo correcto para la Real Academia Española (RAE) y el Diccionario panhispánico de dudas, de la Academia,  es escribir cesedelfuego. El complemento debe ir introducido por la contracción de la proposición de, que es del y no al o el.

 

Enviado a SURCOS por el autor.

Suscripción solidaria:

https://surcosdigital.com/suscribirse/