Llamado urgente a la solidaridad con el Pueblo Mapuche y Garífuna en Chile y Honduras

La Comisión de Construcción de Paz, no violencia y antimilitarismo de la Alianza CONVIDA20 solicitó firmas a esta declaración adjunta hasta el pasado viernes 07 de agosto. Posteriormente, se comenzaría su difusión y envío al gobierno de Chile, de Honduras, y a la CIDH, entre otros.

Compartimos el comunicado

Llamado Urgente a la Solidaridad con el Pueblo Mapuche y Garífuna en Chile y Honduras

En Chile, este 1 de agosto pasado, un grupo de civiles convocados por empresarios de la zona de Curacautín, en La Araucanía, al sur de Santiago, asaltaron violentamente y con gritos racistas la sede del municipio que se encontraba “en toma” por parte de comuneros mapuche, que buscaban visibilizar la situación de prisión política de sus familiares, los cuales están realizando una huelga de hambre como último recurso en busca de su libertad y de justicia.

Ese mismo día, otras municipalidades “en toma” también fueron desalojadas violentamente por civiles y por la policía. La violencia policial ha seguido en la zona en contra de las manifestaciones del pueblo mapuche que se encuentran movilizados en estos días reivindicando la libertad de los presos políticos mapuche y de sus demandas históricas como la devolución de sus tierras, entre otras.

En Honduras, este 18 de julio pasado, Alberth Sneider Centeno, Suami Aparicio Mejía García, Gerardo Rochez Cálix y Milton Joel Martínez Álvarez, todos de la comunidad garífuna de Triunfo de la Cruz y de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), así como una quinta persona de Belice, Junior Rafael Juárez Mejía, fueron sacados de sus hogares por la fuerza, por más de diez hombres, fuertemente armados, vestidos con indumentaria de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI). Hasta la fecha siguen desaparecidos.

Sneider Centeno, fue el presidente del consejo comunitario electo en Triunfo de la Cruz y su comunidad recibió una sentencia favorable de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos en 2015. Sin embargo, lamentablemente el Estado hondureño todavía no la ha respetado. El secuestro y la desaparición de los miembros de OFRANEH es otro ataque contra la comunidad garífuna y su lucha por proteger sus tierras ancestrales y sus derechos indígenas.

Hacemos un llamado al gobierno del presidente Sebastián Piñera, en Chile, y del presidente Juan Orlando Hernández, en Honduras, a resolver estas graves violaciones a los derechos humanos de forma urgente.

El pueblo mapuche y el pueblo garífuna y todos los pueblos originarios del mundo tienen derecho a vivir sin violencia, sin discriminacion, sin expresiones de racismo, y que se respeten sus derechos consagrados en el Convenio 169, en la Declaración de las Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas, y en la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

¡¡Vivos se los llevaron, vivos los queremos!!
¡¡ Alto a la represión y violencia contra nuestros pueblos originarios!!
¡¡Libertad a todos los presos políticos mapuche!!

Comisión de Construcción de Paz, no violencia y antimilitarismo de la
Alianza CONVIDA20
Comunidades Construyendo Paz en Colombia – CONPAZCOL
Mesa Ecuménica por la Paz de Colombia
Observatorio por el Cierre de la Escuela de las Américas – SOAWatch
Proyecto De la Guerra a la Paz, Iglesia Evangélica Luterana de Colombia
IELCO

 

*Imagen de indígenas garífunas, Honduras, tomada de https://cespad.org.hn/