UNA: Proponen giro en las soluciones para Guanacaste

  • Iniciativas en materia de agua, generación de empleo e ingresos serían insuficientes para el progreso de Guanacaste

 

Johnny Núñez Zúñiga,

Periodista-UNA

 

Dos académicas de la Sede Regional Chorotega de la Universidad Nacional (UNA) consideran que en Guanacaste ha habido intentos válidos por lograr el desarrollo humano de la región Chorotega, pero la forma como se han abordado las soluciones en la instituciones no ha funcionado.

Sandra Lezcano y Silvia Zúñiga se ha propuesto fomentar la articulación estratégica interinstitucional para fortalecer la capacidad organizativa y de gestión local en beneficio de las personas de la región, tras la conclusión del estudio Fomento de las articulaciones para el desarrollo humano-local en la región Chorotega, que realizaron en el periodo 2012-2015.

Las profesoras identificaron 131 en el área de generación de ingresos y empleo, y 42 relacionados con el acceso y calidad del agua, en los que se podría implementar acciones de articulación. Además, encontraron cuatro espacios en los que se pueden hacer coordinación: a) regionales, se ubicaron siete espacios de organización que influyen en influencia en los cantones, b) intercantonales seis espacios, c) cantonales, se detectaron 43 y d) relacionados con el recurso hídrico o cuencas, cuatro (ver mapa).

Lezcano agregó que la articulación, de la forma como se practica en la mayor parte de la provincia, se reduce a la participar en reuniones y plantear proyectos en conjunto para resolver situaciones de corto plazo; excepto en los consejos sectoriales locales de Hojancha y Abangares.

Se espera que del estudio se derive la información que le permita a la comunidad cuestionar en qué medida se aborda el problema de empleo, ingresos y agua desde los proyectos que se ejecutan. “Cuando nos percatamos de la cantidad de proyectos existentes, en generación de ingresos y empleo, que abordan todas las aristas que se requerirían para sacar adelante a las personas y eso no se logra, es una clara señal de que algo se debe revisar”, aseveró Lezcano.

Espacios frenan desarrollo

Lezcano indicó que esta forma de planificar desde los espacios inhibe la posibilidad de desarrollar procesos que conduzcan a encadenamientos en las actividades económicas y con el peligro de limitarse a acciones cotidianas, que solo buscan el cumplimiento de metas operativas de cada institución.

Por eso propone, “un mayor esfuerzo para que en estos espacios las acciones se vinculen con las inversiones estratégicas de la región, pero también se requieren lineamientos que obliguen a definir en forma conjunta, metas que permitan aprovechar dichas inversiones”.

Lezcano resaltó que la cantidad de programas, proyectos y actividades vinculadas con el acceso y calidad del agua para consumo humano es inferior a los vinculados con la generación de ingresos y empleo, lo que pondría en riesgo el desarrollo sostenible de la región en el mediano y largo plazo.

A cuenta gotas

Sobre el tema del agua, la investigadora recalcó que es mucho más delicado, porque desde hace muchos años se sabe que el agua para consumo humano se convirtió en un problema más de la provincia. “Al revisar que existen pocas iniciativas en la región, entre ellas, bandera Azul y reciclaje, hay que preguntarse si realmente responden a la problemática del acceso y calidad del agua en la provincia”, comentó Lezcano.

Enfatizó que sorprende cómo algunos espacios de coordinación vinculados con el agua solo son de iniciativa local y no institucional, lo cual ocasiones que al no ser oficiales o no formar parte del plan anual de labores, los representantes de las instituciones no acuden a las sesiones y los que asisten lo hacen de manera voluntaria.

“Existe solo una comisión normada, perteneciente a la zona alta de Guanacaste, lo cual hace pensar que los demás no lo tienen en agenda”. Además, las articulaciones intercantonales en materia de agua se localizan mayoritariamente en la zona alta.

Resaltó que en la dinámica cantonal interactúan dos tipos de intereses: uno asociado con las temáticas de interés de la mayoría de los actores del cantón, como disponibilidad de agua y generación de empleo y el otro vinculado con las fortalezas que presenta el cantón frente a las oportunidades que le representan las inversiones regionales estratégicas.

En conclusión, detalló la investigadora, no es solo la disponibilidad de los recursos, sino de direccionamiento de los existentes para cumplir con los objetivos que contribuyan al desarrollo de la región.

Ordenar la casa

Considerando la cantidad de proyectos y los espacios de articulación existentes pareciera, a criterio de Lezcano, que el problema no es de disponibilidad de recursos, sino más bien de las líneas estratégicas prioritarias en la ejecución.

Esto explica por qué, aunque se ejecuten 131 proyectos vinculados con la generación de ingresos y empleo no se logra incidir en los indicadores que miden las condiciones de vida de las familias.

Por esa razón es recomendable que los actores reconozcan que la inversión regional es una oportunidad, que los espacios regionales existentes son los indicados para proponer cómo vincular las oportunidades regionales con las acciones cantonales, realizadas por las instituciones estatales.

Para realizar este estudio se entrevistaron a representantes de 118 instituciones, 68 gubernamentales, 16 organizaciones sociales, tres empresas privadas y 31 negocios con responsabilidad social.

***Mayor Información con: Sandra Lezcano. (8604-9849/2562-6257) o con la Oficina de Comunicación de la UNA (2277-3464).

 

Imagen con fines ilustrativos tomada de www.chorotega.una.ac.cr

Enviado a SURCOS Digital por Oficina de Comunicación UNA.

Suscríbase a SURCOS Digital:

https://surcosdigital.com/suscribirse/